A Obligado empiezan a llegar las inversiones turísticas


Inauguró "Agarrate Catalina", el restoran de la familia Dorazio que espera los fines de semana a visitantes de toda la región.

Obligado es pueblo turístico, y con ese fin empiezan a llegar las inversiones. En este caso se trata de un nuevo emprendimiento encarado por la familia Dorazio, oriunda de la localidad: el restoran "Agarrate Catalina", inaugurado el fin de semana pasado.

El local es una vieja panadería que ha sido restaurada con todos los adelantos tecnológicos, pero que a la vez conserva el espíritu bucólico propio de los pueblos del interior bonaerense. La antigua casa, de paredes anchas y techos altos, ahora cuenta también con un confortable mobiliario, buena iluminación, y una cálida atención que incluye una buena comida a precios razonables.

Varias paredes están cubiertas por fotos históricas de la antigua panadería, e inclusive se conservan los viejos hornos. Sobre el mostrador hay una vitrola, convenientemente restaurada, que funciona perfectamente y permite escuchar los discos de pasta, de 78 rpm, de los que también hay varios.

Además, en épocas como la actual, cuando el verano llega y el calor se hace sentir, la clientela puede optar por ocupar mesas en el patio, un lugar donde será atendida con el mismo confort que en el salón, pero al aire libre.

La inauguración se realizó el fin de semana pasado y fue un éxito total. El salón estaba colmado, y la concurrencia alabó y agradeció la calidad de la comida y de la atención, para beneplácito de la familia Dorazio. Una apuesta fuerte que, aun dando sus primeros pasos, ya parece estar encaminada hacia el éxito.

"Agarrate Catalina" está ubicado en calle San Luis Gonzaga, entre Esteban Echeverría y Luis Saavedra, y espera los fines de semana a visitantes de toda la región.

Gear SA

Clyfer