Habla la jefa policial destituida tras operación mediática en Facebook


En una entrevista realizada por un colega de Ramallo para El Portal de Rojas y sus medios asociados, la comisario Carolina Urquiaga detalló su nombramiento y posterior alejamiento del cargo a raíz de las mentiras difundidas «por un medio periodístico conocido por ser muy vulgar y falto de verdad» (de las que se hizo eco un diario rojense).

Por:
Redacción El Portal de Rojas.
[email protected]

La comisario Carolina Urquiaga, una policía que combina en su persona una vocación permanente por las cuestiones de género y violencia familiar con un innegable don para el mando de la tropa, fue nombrada como Jefa de la Policía Comunal de Rojas y, poco después, corrida de ese cargo, según versiones muy consistentes, por el propio ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

La decisión de destituir a Urquiaga, que con toda lógica había sido elegida entre muchos jefes policiales en función de la situación particular que se vivía en Rojas luego del crimen de Úrsula Bahillo, habría sido tomada por Berni como respuesta a «posteos» de Facebook (en los que pretendidamente se convocaba a una marcha «de repudio») y también de ciertas llamadas telefónicas, que habrían llevado al ministro a expresar que (quienes lo llamaron) «me tienen los huevos llenos».

La cuestión es que entre publicaciones de redes sociales virtuales y el «hartazgo» ministerial (todo muy serio, como puede apreciarse), la comisario Urquiaga vivió lo que, para ella, fue «uno de los tragos más amargos de mi carrera».

La comisario Carolina Urquiaga fue entrevistada por el colega de Ramallo Leo Terzi, de radio Meta Fm (metafm.com.ar), quien cedió gentilmente la nota exclusiva a El Portal de Rojas y sus medios asociados.

HABLA LA COMISARIO CAROLINA URQUIAGA

En sus declaraciones, Carolina Urquiaga detalló con total precisión cómo se gestó la «movida» en redes sociales virtuales que terminaría con su desplazamiento pocas horas después de haber asumido. «Hace más de dos semanas fui convocada por el superintendente de la zona para ocupar el cargo de jefa comunal de Rojas. Estaba contenta, porque se me había considerado entre muchos otros jefes para ocupar ese puesto. Mi jefe, con la situación que se dio en Rojas, tenía que mandar lo que consideraba mejor para solucionar el problema de una localidad chica, de 25 mil habitantes, con un conflicto que la azotó y dejó destruida. Un trabajo que había que iniciar desde cero», explicó.

Urquiaga, hasta ese momento, se venía desempeñando como jefa de la Policía Comunal de Ramallo. «Se evaluó, por supuesto, mi carrera, mi legajo, mi experiencia, mi trabajo, mis referencias judiciales, policiales y demás. Era un crecimiento en mi carrera, porque iba a estar a la vista de todo el país. Mi jefe había puesto mucho compromiso dando mi nombre, al elegirme a mí para mandarme a Rojas con la situación que estaban viviendo», agregó la policía.

La comisario explicó los motivos reales de su desplazamiento: «Fue toda una semana movilizadora. Llegado el miércoles, mi jefe, el superintendente, se entrevista con el intendente de Rojas Claudio Rossi, quien le da el aval; ya tenía referencias mías porque lo habían llamado de distintos partidos políticos, concejales, inclusive el intendente de Ramallo con mis antecedentes».

LA CAMPAÑA DE MENTIRAS

Pero luego, como se sabe, comenzó la campaña de mentiras iniciada por una página de Facebook de Ramallo, cuyo propietario también tiene una en Rojas. Por ambas vías fue difundida la falacia de que en una marcha realizada en aquella ciudad, luego de que muriera un vecino en un accidente de tránsito, había sido cuestionada Carolina Urquiaga. Esto no era verdad, pero desató algunos comentarios «indignados» en la red social, motorizados inclusive mediante perfiles falsos. Un diario rojense inexplicablemente se hizo eco de la campaña mentirosa, y a estas jugadas se habría atenido el ministro para decidir el desplazamiento.

«UN MEDIO MUY VULGAR Y FALTO DE VERDAD»

Dijo Urquiaga: «Llego a Rojas, y un medio periodístico conocido en Ramallo por ser muy vulgar, con falta a la verdad, irrespetuoso, totalmente lejos de lo que es un verdadero medio periodístico, publica, reformula la marcha que se había realizado contra el secretario de Seguridad en nombre del fallecido Ferreyra. Por supuesto, lamentamos la muerte del vecino en el marco de un accidente de tránsito, pero eso no justifica que se haya modificado la realidad de las cosas, es vergonzoso. Los que vivimos en Ramallo sabemos cómo es ese medio, sabemos cómo se maneja, y cómo "dibujó" la noticia diciendo que me sacaban a mí por inútil y por ser la responsable de ese accidente de tránsito, cuando en la marcha ni siquiera fui mencionada».

«Esa situación hizo que, una vez en Rojas, se generara un movimiento respecto a mi capacidad para estar ahí. Se genera todo un movimiento en redes sociales. Esa publicación es falsa, porque cualquier persona puede entender que Rojas, con la situación que vivió, la tragedia que vivió, con lo que lamentamos la muerte de una jovencita en manos de un policía, después de todos los sucesos, una ciudad que está herida, desconfiada, necesitaba a alquien que trabajara para recuperar la confianza, para que la policía pueda trabajar y el vecino estar seguro y tranquilo», consideró la comisario desplazada.

Sobre el desenlace del caso y su destitución, opinó: «Cuando me sucede esta situación yo estaba en Rojas, había conocido la comisaría, había controlado a los detenidos, a la jefatura, tenía miles de proyectos, me había entrevistado con el intendente, con la secretaria de Seguridad... y cuando me dan la noticia, en primer lugar sentí ese descuido de alguien que me respalde; pero después entendí a los escalones superiores. Con lo que había pasado en Rojas, donde rompieron la comisaría, móviles, recién habían terminado de poner los vidrios, hubo un civil herido, policías lastimados, fue una situación terrible, yo entiendo que los superiores tomaron la decisión para desarticular la marcha, evitar más civiles y policías lastimados».

UNA ESPECIALISTA EN VIOLENCIA FAMILIAR Y DE GÉNERO

Indudablemente fue su destacada labor al frente de la Comisaría de la Mujer de Ramallo, y otros antecedentes no menos importantes, los que llevaron a la Superintendencia a elegir a Carolina Urquiaga para la Jefatura Policial de Rojas después del femicidio de Ursula Bahillo. «Estuve casi cinco años trabajando en la Comisaria de la Mujer, en violencia de género, familiar; tengo muchas capacitaciones, vengo de 2001 con formación permanente en el área; otros policías quizás tengan más experiencia en el área de investigaciones, narcocriminalidad, o de bomberos. Cada uno tiene una tendencia clara dentro de la policía, y lo mío es el tema familiar y de género», afirmó.

«Por la situación que se vivía en Rojas, es obvio que lo que faltaba era articular y trabajar cuestiones de violencia familiar y de género. Es una localidad chica. En Ramallo, que también es una localidad chica, tenemos más denuncias en la Comisaría de la Mujer que en el resto de las comisarías. Se había visto mi legajo, mis antecedentes, y también los antecedentes judiciales, que son elementales porque el poder judicial te conoce a través de tu trabajo, del papel que uno escribe, que está prolijo, los elementos que no dejamos escapar; van viendo tu capacidad», detalló.

También habló del reconocimiento al trabajo realizado al frente de la Policía Comunal en Ramallo. «Me preocupaba quién iba a quedar. El jefe me dijo que lo iban a evaluar con el intendente, pero que hoy en Ramallo, el que va, se sienta y sigue trabajando, mientras en Rojas hay que empezar todo de cero. Eso me dio orgullo, porque obviamente destacaba el esfuerzo mío y el de los comisarios».

Explicó cómo queda su situación, tras haberse ido de Ramallo y quedar desafectada en Rojas. «En este momento estoy de licencia, pero sigo siendo la jefa comunal. Después evaluará el intendente, mi jefe y demás autoridades, si es conveniente que siga trabajando en Ramallo o no».

UNA LARGA Y FRUCTÍFERA CARRERA

Carolina Urquiaga estuvo dos años en la Escuela de Policía de La Plata. Se recibió en 1999 e ingresó a la Jefatura Departamental de San Nicolás. «Yo renegaba porque no hacía trabajo de prevención en la calle, hacia todo trabajo administrativo. Estuve seis años, hacía horas extras en el Comando de Patrulla, de esa manera iba adquiriendo experiencia en calle», recordó.

Aunque en un primer momento no le gustó que la designaran para hacer tareas administrativas en la Jefatura Departamental, ahora reconoce que esa experiencia fue fundamental para ordenar la Policía Comunal de Ramallo. «El conocimiento en esos primeros años fue lo que me permitió reacomodar, ordenar y seguir un lineamiento prolijo con el Ministerio y la Superintendencia del trabajo de la policía».

Cuando se disuelve el Comando de Patrullas, Urquiaga fue a Ramallo para trabajar en las comisarías del distrito. «Llego en 2005 a Ramallo, me caso, tengo una hija, vivo en Ramallo, mi corazón se queda en Ramallo, voy pasando por distintas comisarías con cargos de mucha responsabilidad, voy ganado la confianza de los jefes», sostuvo.

Carolina Urquiaga fue sumando experiencia, pero el reconocimiento mayor lo consiguió como jefa de la Comisaría de la Mujer, donde estuvo casi cinco años. «Cuando se crea, la que estaba seleccionada desde un principio era yo, porque desde siempre trabajaba cuestiones de género. Como oficial de servicio, cuando recibía denuncias prestaba más atención a esa área, es una inclinación espontánea que tengo, natural».

EL PROBLEMA DE SER MUJER

Comentó Carolina Urquiaga, refiriéndose a las problemáticas específicas de las mujeres, que «antes no había ni recursos ni soluciones para las mujeres. Si el marido le había pegado, era una denuncia de lesión, un delito menor para la justicia, nadie iba a ir preso por eso. Yo recibí en la Comisaría de Villa a una mamá con tres criaturas en ropa interior que se había escapado por la ventana. Yo le tomaba la denuncia, ¿y después? "Vaya señora a su casa, ya terminamos con el papeleo"... No, hay toda una gestión atrás que hay que movilizar. Lamentablemente, ni la policía ni la justicia veían esas cuestiones; por eso se crearon las comisarías de la Mujer».

Su pasión y compromiso le jugaron una mala pasada en 2016. «En la Comisaría de la Mujer tuve un conflicto con un efectivo. Estaba muy comprometida con mi trabajo, preocupada porque veía un poco más allá de la denuncia. Porque si una mujer denuncia que el marido la insultó, era una denuncia menor por un insulto; pero la situación es traicionera, porque a lo mejor cuando esa mujer vuelve a la casa, y el marido la vio que entró a la Comisaría de la Mujer, quizás podemos estar hablando de una desgracia».

«El compromiso era muy grande, tenía un grupo que me acompañaba, pero siempre tenés las ovejas negras, descarriadas, que pretenden llevarse el sueldo con poco esfuerzo, sin compromiso. Ahí se difunden audios respecto a unos insultos, en un momento de una situación que fue desafortunada, estaba enojada, uso malas palabras... porque era tal el compromiso que me iba más allá de la estructura policial. Uno, como jefe de una dependencia, nunca va a insultar al personal, no corresponde. Pero había situaciones donde veías que la falta de compromiso podía traer aparejada una situación totalmente desafortunada. Después, la justicia cerró la causa porque vio que todo fue en el marco de una tensión, de un calor por una situación laboral dentro de la exigencia».

Por último, reiteró su deseo de volver. «Mi intención es mi vuelta a Ramallo, que no perjudique la seguridad. Se ve que soy importante para algunas personas que dedican mucho tiempo a ensuciarme o denigrarme, pero eso no sería el factor. Que se sienta segura la gente, porque todo esto generó una situación, y yo no voy a poner en riesgo la seguridad de Ramallo, y todo el trabajo que se hizo con los comisarios, por volver a ese lugar; si es perjudicial, me corro. Lo que quiero es cuidar a Ramallo y todo lo que se hizo», concluyó.

Clyfer

Camionero resultó herido al volcar en la 188

10/04/2021 | Su estado de salud no parecía preocupante, pero sufrió varias lesiones y traumatismos y fue llevad (+)

Asamblea del TAFS: Por ahora, lista única

10/04/2021 | Victoria Boveri lidera al grupo que, de no presentarse otro, se convertirá en conducción de la ent (+)

Vuelve hoy el cine a Rojas

09/04/2021 | Habrá dos funciones hoy, y otras tantas mañana y pasado. Anunciaron estrenos importantes para las (+)

Reabre la feria solidaria Rotary–LALCEC

09/04/2021 | Edición Otoño, con stock renovado y más variedad. Funcionará viernes y sábado. (+)

Gear recompensa con 1,3 dólares/tonelada a la «soja sustentable»

08/04/2021 | Corresponde a las entregas de la campaña 2019/20. Invitan a productores a «sustentabilizar» los g (+)

La provincia subsidiará a las fumigaciones

08/04/2021 | A través de un plan para productores, la admnistración Kicillof brindará incentivos económicos a (+)

Ensaya el TAFS una obra con textos de miedo

08/04/2021 | Una creación colectiva que rescata a personajes clásicos como Drácula y Frankenstein, dirigida po (+)

Daniel Londero es el nuevo head de Bayer Pharmaceuticals para Conosur

07/04/2021 | El farmacéutico y bioquímico argentino dirigirá todas las operaciones comerciales de esa divisió (+)

El hogar de ancianos mejora gracias a la colaboración recibida

07/04/2021 | Comunicó varias buenas noticias, realizó el sorteo de su rifa y anunció otra campaña. (+)

Fútbol: Empieza el domingo el femenino, reserva y primera

06/04/2021 | Finalmente, la Liga puede dar comienzo a la competencia oficial, con la gran novedad de sumar un cer (+)

Con Edgardo Speroni, Singlar se metió en las semifinales

06/04/2021 | El arquero rojense fue figura en el triunfo de Singlar, por el Torneo Nocturno de General Arenales (+)

Obligado: Quedó habilitado el paso en el camino 229

06/04/2021 | Fue inaugurada ayer una alcantarilla licitada por el municipio y construida por la CLYFER. (+)

El Polígono aprobó balances y reeligió a su comisión

06/04/2021 | Marcelo Gallo continúa al frente de una entidad que, de a poco, retoma su actividad tras un año de (+)