La apertura de bares ya está en trámite, pero no será inmediata


Comerciantes agobiados por la parálisis de su actividad realizaron gestiones ante el gobierno municipal. Elaboran protocolo y habrá gestiones en La Plata.

Los bares, y comercios gastronómicos en general, deberán continuar cerrados. Más allá de que se iniciaron gestiones tendientes a permitir su apertura, no se prevén cambios en la situación, al menos en el corto plazo.

La situación de estos comercios es sumamente complicada. Algunos están trabajando en la modalidad "delivery" (envío a domicilio), pero ello no les genera los ingresos necesarios para la subsistencia. Otros, directamente están inactivos.

Varios de estos comerciantes, muy preocupados, solicitaron y consiguieron reunirse con autoridades municipales para plantear su problema y requerir al municipio que eleve a la provincia un pedido de autorización, a fin de poder abrir sus puertas; por supuesto, de manera controlada y respetando protocolos de seguridad sanitaria.

Estos encuentros fueron fructíferos, obviamente, en la medida de lo posible. Comenzó el diseño de un protocolo especial para el funcionamiento de bares y restaurantes, que se realiza con la participación de la directora municipal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente, ingeniera Silvina Mistó. Dicho protocolo acompañará el pedido a las autoridades provinciales para que habiliten el funcionamiento de los locales.

Pero como esta posibilidad no se concretará en el corto plazo, de lo cual es un indicio claro el hecho de que ningún municipio ha logrado hasta ahora semejante autorización –por más que muchos lo pidieron–, los comerciantes también pretenden otro tipo de beneficios tales como la postergación de vencimientos de tasas, impuestos y servicios, y la financiación de deudas ya contraídas.

El municipio brindará su colaboración para que los comerciantes afectados puedan presentar solicitudes de extensión de plazos, y también de consolidación de deudas ante la CLYFER y Camuzzi Gas. Pretenden incluir incumplimientos hasta el presente mes de mayo, y comenzar "en cero" en junio, abonando las facturas de manera escalonada, e intercalando los nuevos vencimientos con las cuotas del plan de regularización (que serían doce). Además, podrían ser postergados los vencimientos de las tasas municipales.

Más allá de paliativos, la situación de fondo está muy lejos de llegar a una solución. La solicitud de apertura seguramente será elevada al gobierno provincial en los próximos días, pero como se ha dicho, nadie tiene fe en que la autorización pueda llegar en un plazo relativamente corto.

Gear SA

Clyfer