El taekwon-do en tiempos de cuarentena


Federico Teyssandier, director de la Escuela Regional, dijo que "la gente sigue sintiéndose atraída por lo que hacemos a distancia".

El director de la Escuela Regional de Taekwon-do, Federico Teyssandier, se refirió a las modalidades que debió adoptar la entidad ante el aislamiento obligatorio que es de conocimiento público.

Destacó Teyssandier que "tuvimos que adecuarnos rápidamente a las circunstancias. En menos de tres o cuatro días tuvimos que encontrar la manera de seguir dando clases desde casa, y afortunadamente existen plataformas de teleconferencia que nos da esta posibilidad. La primera semana fue un poco tibia, la segunda anduvo mejor, y ya tenemos un grupo estable de gente que está practicando en su casa. Nosotros, inclusive, trabajamos para generar la conciencia necesaria en las personas, para que se mantengan en su casa. Yo mismo doy las clases desde el living de mi casa, de cuatro por tres, un poco complicado, pero la idea es ésa, generar responsabilidad en estos meses de pandemia".

"Tuvimos que encontrar la forma de que fuese atractivo, y poder seguir enseñando algo que uno está acostumbrado a practicar frente a otra persona. Fue una alternativa que hubo que generar, y a medida que van pasando los días, la vamos mejorando, inclusive con las herramientas nuevas para interactuar. Vos los ves a ellos, y ellos te ven a vos, y así se puede trabajar más fácilmente sobre las correcciones, aclarar dudas, todo eso", agregó.

Con respecto a los dispositivos utilizados, explicó que "algunos usan el celular, otros tablets, algunos la PC, e inclusive hay quienes conectan la tablet o el teléfono al televisor y lo ven por ahí. Yo hago eso, los veo en grupos de a cuatro en el televisor, las personas tomando la clase, que no son solamente de Rojas. Hay gente que no estaba tomando clases en ningún lado, de Buenos Aires por ejemplo, y se sumaron al enterarse que yo estaba dando. Esto tiene un gran alcance".

"Estamos aprovechando también para motivar a los padres, los hermanos o los hijos de los participantes, para que se enganchen en las clases. Convertir esto en un evento familiar, en el que la actividad física sume, y reste el hastío de estar encerrados. La idea es generar la conciencia, hay muchas madres que se engancharon con los chicos, y así se va transformando la utilidad que ya tenía el taekwon-do, le estamos sumando un plus más a nivel familiar, que me parece espectacular", dijo después.

Teyssandier brinda tres clases semanales online, y eventualmente da alguna extra, cuando aparece algún problema propio de los sistemas utilizados. Además, da dos clases semanales por el canal ClyferTV, "una posibilidad para la gente que mira de moverse, y de ver algo diferente", expresa.

¿Se van a enamorar de las herramientas digitales, y continuarán usándolas cuando termine la cuarentena? "No lo sé –dijo Teyssandier–. Hace unos días habría dicho que no, que de ninguna manera; pero hemos descubierto que esto tiene un alcance muy interesante, y da la posibilidad de sostener, a distancia, una parte de la enseñanza. Hay mucho de lo que conforma la metodología del taekwon-do que no se puede enseñar a través de la cámara, porque necesitás básicamente de otra persona y de algunos implementos. Pero a medida que pasan los días, le vamos encontrando la vuelta".

"Cuáles son las perspectivas sobre cómo continuará la relación con estas cuestiones tecnológicas, no lo sé; y sobre cuándo volverán las clases, seguro que no antes de que comience nuevamente la actividad escolar, tras las vacaciones de invierno. Es lo único que se sabe por ahora. Esto viene para largo, y toda la federación a la que yo pertenezco está trabajando de la misma manera. Yo vivo de esto, es mi fuente de sustento, y por eso la idea es optimizar el funcionamiento. Tengo que encontrar, entonces, la manera de que la gente siga sintiéndose atraída por esto que enseñamos. Y como muchos están en situaciones complicadas, porque los autónomos no pueden trabajar, toman las clases igual aunque no puedan pagar la cuota. Yo no tengo clientes, tengo alumnos; y así, muchos se comprometen y siguen abonando por medios electrónicos y continúan en la actividad", manifestó.

"Yo quiero agradecer a toda la gente que sigue confiando en nuestra escuela, y también a algunos de los alumnos que son a su vez instructores, y dan clases online a sus propios alumnos. Todos siguen conectados, y yo les agradezco por eso. La Escuela Regional de Taekwon-do tiene sus vías de comunicación digital, en redes sociales, y por ahí nos pueden contactar", finalizó diciendo.

Gear SA

Clyfer