Inició con muchos interesados el curso de lengua de señas 2020


La profesora Evelina Colaprete, de la asociación ALAS, lo dicta los lunes en el Ernesto Sabato. Aún está abierta la inscripción.

Este lunes comenzaron los cursos 2020 de lengua de señas a cargo de la profesora Evelina Colaprete, del grupo ALAS.

Los cursos se desarrollan en tres niveles, y todos realizan la actividad los lunes, en diferentes horarios. Son completamente abiertos, dado que la comunidad sorda es numerosa, y conocer su lengua facilita la comunicación para todos; no hace falta tener a alguien con discapacidad acústica en la familia o el círculo de allegados.

La lógica indica que cualquiera que trabaje en atención al público, los comerciantes, docentes... en general, todas las personas deberían conocer aunque sea los elementos básicos de este idioma.

Evelina Colaprete pertenece a la asociación ALAS de lengua de señas argentina, y es intérprete de lengua de señas.

"Lo que hacemos es promover el conocimiento de esta lengua, que sea accesible, y visibilizarla. Es algo muy importante, básicamente por una cuestión de comunicación", sostuvo Colaprete, y añadió que "para la comunidad sorda, la lengua de señas es la lengua madre; y para ellos, como para cualquiera, encontrarse con barreras comunicacionales es muy frustrante. Entonces, es importante poder aprender la lengua de señas como cualquier otra lengua. Es considerada un idioma, y por lo tanto se aprende igual que el inglés, que el alemán, que cualquier otro idioma".

"Además, aprendiendo lengua de señas uno puede promover la accesibilidad. La idea es que cuando una persona sorda va a un espacio público, por ejemplo al hospital, se pueda encontrar con alguien que hable su lengua", explicó Evelina Colaprete. "¿Hay personas sordas que hablan? Sí. ¿Las personas sordas pueden hablar? Sí. ¿Se pueden expresar en cualquier campo, pueden trabajar en cualquier ámbito? Sí. Pero nosotros, los oyentes, ¿qué hacemos para llegar a la comunidad sorda?", añadió.

"La comunidad sorda luchó mucho, durante años, esforzándose, como minoría, para ingresar a la cultura del oyente. Nosotros, en tanto, también estamos invitados a acceder a la comunidad sorda, y nos parece muy fructífero, lo ideal, que ambas comunidades, la sorda y la oyente, encuentren un punto de encuentro", enfatizó.

"Por suerte, cada vez son más las personas que se inscriben. Hay gente del ámbito educativo, personas que atienden en negocios, que trabajan en lugares públicos, que están interesadas porque siempre les gustó pero nunca tuvieron la oportunidad. Los grupos de los niveles segundo y tercero siguen vigentes, y en el primero hay muchos ingresantes", dijo después.

Finalmente, destacó Colaprete que "la lengua de señas es viva, como cualquier otra; se va expandiendo, es completa y es compleja. Entonces, además de que se va visibilizando a través de los medios de comunicación, de la ley de medios audiovisuales, de las redes sociales, la gente está cada vez más interesada porque ve que, además de ser un punto de apoyo para trabajar en esto, también es algo bueno para conocer y saber".

La inscripción todavía está abierta; los interesados pueden dirigirse el próximo lunes, a la hora 14, al centro cultural Ernesto Sabato, para comenzar en el primer nivel. El curso dura tres años, y se cursa solamente dos horas por semana, los días lunes.

Gear SA

Clyfer