Dos heridos, uno grave, tras chocar moto y camioneta


El que sufrió las heridas más serias, en su cabeza, fue trasladado a Junín. El otro permanece internado en el Unzué.

Dos jóvenes heridos, uno de ellos de gravedad, fue el saldo del accidente ocurrido hoy apenas pasadas las 2 de la mañana, cuando por causas que las investigaciones deberán aclarar, la moto en que circulaban las víctimas chocó contra una camioneta en la ruta 188, intersección con avenida Helguera.

Uno de los jóvenes, con un fuerte golpe y heridas en la cabeza (y otras partes del cuerpo) es el que llevó la peor parte y, según se informó a último momento, fue trasladado a Junín, a un centro sanitario de mayor complejidad. En tanto, el otro, cuya herida más grave estaba en una pierna, permanece internado en el Unzué.

Los datos que dan forma a esta noticia fueron recabados en el lugar del hecho, y hay que aclarar que ni siquiera la policía contaba con información precisa, dado que ninguno de los vehículos pretendidamente protagonistas del accidente se encontraba en el lugar.

Los jóvenes, siempre según tales informaciones extraoficiales, circulaban a bordo de una moto que sería una Honda Titán, formando parte de un grupo de unas veinte motos, todas con jóvenes a bordo, que se desplazaban por la ruta 188 en sentido hacia Junín. Al llegar a la intersección con Helguera se produjo el incidente con la camioneta, posiblemente cuando su conductor, que circulaba en sentido contrario, habría intentado girar a la izquierda para dirigirse hacia el centro de la ciudad.

Algún impacto evidentemente hubo, ya que en el pavimento quedaron innumerables pedazos de plástico, muy probablemente de la moto. También dejó el vehículo menor rastros sobre el pavimento, incluida una larga huella que termina sobre la banquina, muy cerca de donde quedaron los dos jóvenes heridos.

Uno de los heridos, el de menor gravedad (con una lesión importante en una pierna y pie) quedó sobre la banquina. El otro, golpeado principalmente en la cabeza, cayó a la zona de préstamo, que en ese lugar está bastante por debajo del nivel de la ruta. En ambos casos, se trata de la banquina opuesta al centro de la ciudad.

Sendos charcos de sangre dan cuenta inequívocamente del lugar desde donde las ambulancias del SAME los rescataron, poco después de la llegada de la policía.

Las autoridades fueron alertadas sobre el accidente, pero al llegar al lugar sólo se encontró con los heridos tirados en el piso, y gente que pudo relatar sin mucha precisión lo ocurrido. La camioneta, citada por testigos, ya no estaba en el lugar; y tampoco la moto en la que viajaban los accidentados, seguramente retirada por algunos amigos para evitar el secuestro por parte de la policía (es lo que suelen hacer en estos casos que, lamentablemente, son habituales).

Seguramente hoy, con el correr de las horas, habrá información más detallada sobre este hecho, incluyendo los nombres de los afectados. Según trascendió, uno sería hermano de otro joven que hasta hace muy poco estuvo internado en terapia intensiva y en coma, también en Junín, por un accidente en moto. Un problema recurrente y para el que no parece haber solución sencilla.

Gear SA

Clyfer