Intendentes opositores destrabaron el impuestazo provincial


Se reunieron ayer con el gobernador Axel Kicillof, y Claudio Rossi fue de la partida. La ley sería aprobada la semana próxima.

Los intendentes de Juntos por el Cambio, entre ellos el rojense Claudio Rossi, estuvieron reunidos ayer por más de dos horas con el gobernador de la provincia, Axel Kicillof, con la reforma impositiva como tema central de la agenda. Según trascendió, luego del apoyo comprometido por los mandatarios comunales, la norma que prevé aumentos promedio del 55 por ciento en los impuestos provinciales –con algunos que llegarían al 75 por ciento– sería aprobada la semana próxima, con algunas modificaciones menores.

La reunión fue convocada por el gobernador Kicillof luego de que fracasara el tratamiento en la Legislatura del proyecto original, la semana pasada, debido a que el bloque cambiemita no dio quórum. En busca de apoyo para lograr esta ley que el Ejecutivo bonaerense considera crucial para poder gobernar, Kicillof apeló –y obtuvo– al apoyo de los intendentes opositores.

El gobernador les explicó a los mandatarios el "criterio" de los aumentos en los impuestos a inmuebles rurales y urbanos que plantea la ley -llegan al 75%-, y señaló que volverán a presentar el proyecto "con algunas modificaciones menores".

En la previa del cara a cara con Kicillof, los jefes comunales habían adelantado cierta predisposición a darle al Ejecutivo las herramientas legislativas en el inicio de la gestión.

El jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri –uno de los apuntado por Kicillof por "romper el diálogo" en el intento anterior– se mostró optimista y aseguró que "tal vez la semana pasada nos faltó tiempo para discutir, y ahora nos tomamos el tiempo para llegar a consensos para que sea viable y le sirva a la provincia".

En tanto, la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, sostuvo que "se han encauzado las conversaciones para aprobar esta ley la semana que viene", y consideró que los vaivenes legislativos obedecen "a una disputa interna sobre quién conduce ese espacio".

Se prevé que el camino del proyecto de reforma impositiva comience en Diputados –donde hay mayoría oficialista– con los aspectos principales del texto tal como fue presentado; que luego continúe en el Senado, donde la oposición podría modificar algunos puntos -como bajar el tope de 75%-, y finalmente que la Cámara baja la convierta en ley con los cambios.

EL AUMENTO, UNA APUESTA EFICAZ PERO NO LA ÚNICA POSIBLE

El impuestazo provincial aparece como la única salida a la compleja situación que vive la provincia, profundamente endeudada por la administración Vidal, y con una caída "en picada" de la economía debida a las políticas nacionales que impulsó el macrismo durante los últimos cuatro años, que son de dominio público.

Sin embargo, debería haber otras salidas que no impacten directamente sobre el bolsillo ya profundamente saqueado de los bonaerenses. La recuperación de la actividad económica también implicaría incrementos sustanciales en la recaudación, y esto podría lograrse si es que los bancos en particular, y el sistema financiero en general, estuvieran dispuestos a devolver aunque sea en parte, ofreciendo crédito barato para consumo y producción, la enorme cantidad de recursos que impúdicamente vienen acumulando (de manera quizás legal, pero claramente ilegítima). Por ahora, de eso no se habla.

Gear SA

Clyfer