Un reclamo terminó con agresiones y causa penal en estación de servicio


Dos sujetos (al menos uno de ellos, con antecedentes) amenazaron, agredieron y lesionaron al empleado, según manifestaron personas que circunstancialmente estaban cerca.

Un reclamo originado en la demora de DirecTV en acreditar una recarga terminó con amenazas, agresiones y lesiones contra un empleado de la estación de servicio ubicada en la intersección de avenidas Helguera y Diego Trillo.

El hecho sucedió el domingo, alrededor de las 18, cuando una mujer joven aprovechó que en el lugar se puede pagar todo tipo de servicios, y realizó una recarga de trescientos cincuenta pesos con una tarjeta de DirecTV.

La mujer se retiró, pero poco después regresó acompañada por una persona de sexo masculino (que sería su marido), quien reclamó la devolución del dinero porque la carga no se habría acreditado.

El empleado se negó al pedido, dado que el sistema indicaba que el pago había sido aprobado, por lo cual recibió varias amenazas.

La pareja se fue, pero el hombre, acompañado por otro (que sería su hermano), volvió al lugar unos veinte minutos más tarde, esta vez armado con una gomera y bolitas de vidrio.

En medio de más amenazas, el sujeto le arrojó varias bolitas, una de las cuales impactó sobre el maxilar del empleado provocándole una herida. Mientras tanto, el presunto hermano permanecía en la puerta, atento a la eventual llegada de otras personas.

Los sujetos se fueron, y poco después llegó la policía. El empleado herido fue trasladado al hospital Unzué para su atención, y por el hecho se inició una causa penal.

Según trascendió, los policías habrían afirmado en el lugar que el presunto hermano "siempre anda armado", aunque no hay evidencia de que lo estuviera en momentos de ingresar a la estación de servicio. Se trataría de alguien con antecedentes, que inclusive habría estado detenido hasta hace pocos días.

Cabe acotar que los reclamos por recargas de DirecTV son bastante frecuentes, dado que esa empresa suele demorar hasta 48 horas en acreditar los pagos. No ocurre lo mismo con el resto de los servicios que cobran en el lugar, los cuales no presentan este problema. Este dato, por supuesto, no justifica el hecho.

Gear SA

Clyfer