Gacela 2: Un "laboratorio escénico" que Rojas acogió con entusiasmo


Juana Aguer y Damián Mai produjeron todo junto a un grupo de colaboradores; y el resultado fue largamente aplaudido.

El jueves y el domingo pasados hubo dos funciones de Gacela 2, una obra teatral producida íntegramente por Juana Aguer y Damián Mai (aunque hay todo un equipo de trabajo detrás). Los espectáculos tuvieron lugar en la sala mayor del TAFS, y ambos contaron con una muy buena cantidad de público.

Se trata de una obra que consta de monólogos, algunas partes actuadas en conjunto, que abarca diferentes técnicas teatrales y todo está basado en un enorme trabajo de musicalización, producción multimedia, escenografía y vestuario. Un espectáculo que sigue las reglas del varieté, excediendo a la dramaturgia tradicional basada en un texto con principio, nudo y fin. Consta de diferentes números que no coinciden entre sí, aunque hay un hilo conductor que es la locura.

La primera edición de "Gacela" había sido representada en el TAFS hace dos años, pero en el subsuelo, con la modalidad de teatro–bar. Esta vez fue en la sala "Alfredo Araldi", con el profesionalismo actoral que siempre han demostrado estos dos talentosos jóvenes, y con un público más dispuesto –por el ámbito– a recibir un mensaje teatral elaborado.

Como la primera, Gacela 2 fue estrenada en Rojas y luego comenzará una gira que abarcará ciudades como Pergamino, Salto, Buenos Aires, y posiblemente también otros lugares.

Aguer acaba de recibirse de licenciada en actuación, mientras que Mai es un estudiante avanzado de la misma carrera. "La idea es mostrar en nuestra ciudad todo lo que aprendimos, lo que sabemos, lo que queremos probar, porque el teatro es bastante práctico en este sentido", sostuvo la actriz.

"Ambos tenemos otras obras con distintos directores, pero acá nos animamos a encargarnos de todo, desde la escenografía, el vestuario, el maquillaje, hasta la puesta, los textos y nuestra propia locura, nuestras ideas. Ver que la gente recibe tan bien nuestros laboratorios escénicos es siempre algo muy hermoso que nos da fuerzas para seguir en esto, que es teatro independiente", añadió.

Por su parte, Damián Mai agradeció al teatro "porque el TAFS siempre nos recibe como si fuera nuestra casa. Nosotros veníamos a las 9 de la mañana y nos íbamos a las 10 de la noche, y siempre nos abrieron las puertas, nos acompañaron en todo lo que es la puesta y el crecimiento. Nos hicieron sentir que el teatro también es nuestro, y eso es fundamental para poder trabajar".

Gear SA

Clyfer