Caso de "los 7": el 20 de diciembre se conocerá el fallo


El fiscal y las querellas pidieron entre 9 y 25 años de prisión, mientras la defensa solicitó absoluciones.

El próximo 20 de diciembre se conocerá el fallo del juicio contra seis policías por la muerte de siete presos acaecida el 2 de marzo de 2017 en la comisaría primera de Pergamino.

La causa juzgada es la de "abandono de persona seguido de muerte", por lo cual el fiscal Néstor Mastorchio pidió en su alegato entre nueve y quince años de prisión para los imputados; mientras, los abogados de las querellas consideraron legalmente probada la comisión del delito de homicidio, por lo que la solicitud de penas fue de entre 21 y 25 años.

La acusación solicitó 15 años de prisión para el ex comisario Alberto Donza; 14 años para el ex ayudante de servicio Alexis Miguel Eva; 13 para los ex oficiales de refuerzo de imaginaria Brian Carrizo y Matías Giulietti; 11 para el ex teniente primero Sergio Ramón Rodas; y 9 para la ex oficial Carolina Denise Guevara.

"A pesar de existir un peligro cierto, se desinteresaron del deber de cuidado, no abrieron las puertas más allá de la posibilidad de hacerlo, tampoco usaron los matafuegos. Todo esto los privó de la ayuda para sobrevivir", sostuvo el fiscal durante su alegato.

Las defensas, en tanto, pidieron la absolución de los acusados y, entre sus argumentos, expresaron la "impericia" de los bomberos que actuaron para controlar el incendio que finalizaría con la muerte por asfixia de Sergio Filiberto, Federico Perrota, Alan Córdoba, Franco Pizarro, John Mario Chillito Claros, Juan José Cabrera y Fernando Emanuel Latorre, siete de los detenidos.

Los defensores solicitaron la absolución de los seis imputados y en el caso de Donza, sus representantes señalaron que en caso de haber veredicto condenatorio, que sea por “homicidio culposo” y no por “abandono de persona seguido de muerte” o por “homicidio simple”, como reclamaron el fiscal y las querellas.

Durante el debate oral declararon cerca de 100 testigos, entre ellos doce sobrevivientes que estaban en las celdas contiguas a la incendiada, familiares de las víctimas y los bomberos que participaron del operativo.

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio de la fiscalía, está probado que hubo una discusión entre dos internos que “duró poco tiempo, y una vez finalizada por ellos mismos se dieron la mano y se abrazaron”.

En ese momento, tres oficiales entraron a los calabozos y encerraron a los presos en las celdas 1, 2, 3 y 6. Los detenidos comenzaron a gritar que los sacaran de los calabozos, que no era la hora y al no obtener respuesta comenzaron a tirar pedazos de colchones prendidos fuego a los pasillos.

Los uniformados, al observar este accionar, sacaron por la puerta que da al patio trasero al sargento Carrizo y se fueron dejando a los reclusos en sus celdas cerradas con candados.

Las llamas de los colchones se propagaron y devinieron en un incendio, por lo que los internos comenzaron a enviar mensajes de texto a sus familiares para que fueran a ayudarlos.

Según el Ministerio Público Fiscal, los policías no dieron el auxilio inmediato que la situación ameritaba. En tanto, los primeros dos bomberos que respondieron al llamado a emergencias y entraron a la comisaría de Pergamino se encontraron con una puerta de rejas divisoria entre el sector de imaginaria con el de los calabozos. Pidieron a los gritos a los policías que apareciera el candado que la mantenía cerrada. Este evento demoró veinte minutos más la acción de los rescatistas.

Una vez que pudieron controlar el incendio, los bomberos hallaron muertos a siete de los detenidos, todos por inhalación de monóxido de carbono y sofocación a raíz de la presencia del fuego.

Gear SA

Clyfer