CLYFER recibió subsidio para llegar a Carabelas con fibra óptica


La obra está vinculada a la extensión de la red de energía, y podría quedar finalizada en la primera mitad del año próximo.

El Estado nacional, a través de su organismo regulador de las comunicaciones (ENACOM), otorgó a la CLYFER un aporte no reintegrable (ANR) para que la cooperativa ejecute la obra de conexión Rojas–Carabelas con fibra óptica.

Dicha obra está vinculada a otra, una extensión de la red de electricidad que llegará hasta la vecina localidad, ya que ambos servicios compartirán las columnas. El ANR está referido únicamente al de comunicaciones, e implica el otorgamiento a la cooperativa del 80 por ciento del valor de los materiales, con dos posibilidades de redeterminación de precios (ya que el presupuesto original es anterior a la última disparada del dólar, tras las elecciones PASO).

La firma del convenio se llevó a cabo el viernes pasado en la sede del ENACOM, en Capital Federal, durante un acto al que asistieron el presidente de la cooperativa, Luis Luciano; su secretario, Eduardo Julián; su tesorero, Miguel Álvarez, y el gerente Omar Frontera. El acta fue rubricada por el director nacional de Fomento y Desarrollo, Mauricio Franco.

El costo total del proyecto, según lo presupuestado hasta ahora, es de unos 7,5 millones de pesos, de los cuales el ENACOM aportará alrededor de 4.200.000 pesos.

La CLYFER deberá invertir unos cuatro millones adicionales para posibilitar la obra –hay que sumar la mano de obra–, que ya está comprometida ya que los fondos del ENACOM llegaron con el fin específico de ejecutar el tendido de red de datos hasta Carabelas. Según informaron autoridades de la cooperativa, los trabajos podrían comenzar dentro de aproximadamente un mes, y finalizarían durante la primera mitad de 2020.

Carabelas está entonces en vísperas de obtener un servicio de avanzada. La localidad tiene su tendido local de fibra óptica –que será reestructurado–, y ahora la CLYFER llegará para sumarle todos los beneficios del N–Play: televisión, internet de banda ancha, telefonía fija, y todos aquellos basados en la transmisión de datos a alta velocidad, como las cámaras de vigilancia, intranets, etcétera.

El proyecto fue presentado por la CLYFER al ENACOM el año pasado, pero por distintos motivos, no había sido aprobado hasta ahora. El otorgamiento del ARN, entonces, significará para Carabelas un logro largamente anhelado. que se pudo concretar gracias a que a la hora de decidir inversiones, una cooperativa, por su propia esencia y a diferencia del sector privado, no tiene en cuenta criterios exclusivos de rentabilidad, sino que además considera la cuestión social y la necesidad de servicios de sus asociados.

Gear SA

Clyfer