Nueva reglamentación para los locales nocturnos


La norma no distingue entre comercios y salones de fiestas. Evalúa emisión de ruidos, seguridad y otros parámetros, y establece sanciones importantes.

El Concejo Deliberante aprobó una nueva norma para regular la actividad de los locales de expansión nocturna que no distingue entre locales comerciales y salones de fiestas privados, todos los cuales deberán cumplir con parámetros de emisión de ruidos hacia el exterior, medidas de seguridad, factor de ocupación y otros requisitos.

Están alcanzados pubs, confiterías bailables, salones de fiestas y salones de fiestas infantiles. Los que expendan bebidas alcohólicas no podrán permitir el ingreso de menores de edad, y también estarán inscriptos en el REBA (registro provincial de expendedores de alcohol).

La ordenanza, que unifica otras dos ya existentes y un nuevo proyecto enviado por el Departamento Ejecutivo, también prevé la creación de un registro de inspección, y el establecimiento de sanciones que van desde multas a la clausura definitiva.

Si bien hay una clasificación de los distintos tipos de locales donde se realizan actividades de esparcimiento nocturno, las exigencias son las mismas para todos: deberán contar con aislamiento acústico que garantice una emisión de ruido al exterior no mayor a los 52 decibeles en el horario de 6 a 22, y de 38 decibeles entre las 22 y las 6; deberán tener baños separados para hombres y mujeres, cuyo número estará determinado por el factor de ocupación; realizarán una desinfección al menos cada noventa días; y deberán comunicar a la secretaría de Obras Públicas cualquier proyecto de remodelación de instalaciones, antes de llevarlo a la práctica, entre otras disposiciones.

El nivel de ruido en el interior de los locales no podrá superar los 90 decibeles, y este límite se reducirá a 85 decibeles en caso de que haya personas expuestas durante más de 8 horas a tales inclemencias.

El texto aprobado destaca expresamente que "los festivales, las reuniones danzantes o de cualquier otro tipo, organizados por colegios, alumnos, cooperadoras, instituciones, personas físicas o jurídicas en general, para cuya realización se utilicen clubes deportivos, sociales y/o culturales, que cuenten o no con personería jurídica, sociedades de fomento y demás instituciones de bien público, también quedan comprendidos en los alcances de estas disposiciones".

En cuanto a la ubicación, la nueva ordenanza prohíbe el funcionamiento de estos locales en inmuebles colindantes con casas de familia, en todo su perímetro, excepto que cuenten con la autorización previa y por escrito de dichos vecinos. No podrán instalarse en zonas de uso residencial predominante o residencial mixto, ya sea de carácter permanente o transitorio; y tienen prohibido ubicarse a menos de 100 metros de centros de salud y geriátricos, y de 200 metros de salas velatorias.

Las habilitaciones municipales para estos locales tendrán una duración de un año. En caso de cambio de titular, caducará automáticamente y deberá ser gestionada nuevamente, con el cumplimiento de todos los requisitos pertinentes.

Para los infractores será de aplicación lo establecido por el decreto 12/2005 de la provincia de Buenos Aires; y en cuanto a la violación de requisitos exclusivamente municipales, habrá sanciones que van desde multas equivalentes a diez o veinte sueldos del empleado municipal, hasta clausura por 15 y 30 días, e inclusive la clausura definitiva.

Gear SA

Clyfer