El CEPT recibió una impresora 3D


Tecnología para una escuela agraria. Laura Bellone, la directora, explicó para qué la usarán.

El Centro Educativo para la Producción Total N° 10 de Hunter fue una de las escuelas pertenecientes a la rama Técnica y Agraria que recibieron en los últimos días una impresora 3D.

La directora de la institución, Laura Bellone, dio detalles sobre el novedoso dispositivo, y también informó sobre los usos que le dará la escuela, ya sea en la producción de piezas ya diseñadas y almacenadas en el aparato, como de otras nuevas que desarrollarán luego de completar las tareas de capacitación actualmente en marcha.

Como se sabe, una impresora 3D produce objetos plásticos, cuyas características son diseñadas en una computadora. El CEPT fabricará, por ejemplo, picos para lactancia con destino a la cría de conejos, "un elemento que se puede comprar, pero nosotros lo produciremos aquí", según explicó Bellone.

"Fue una sorpresa muy grata recibir esta impresora. La fuimos a buscar a Pergamino, a un acto donde estaba el ministro Sanchez Zinny, y nos dieron una capacitación para que viéramos todas las cosas que se pueden hacer. Realmente nos va a ser muy útil para hacer piezas nuevas, o bien otras que se destruyeron, con los distintos programas que tiene", agregó.

Destacó Bellone que "el dispositivo tiene distintos programas. Algunos ya están incorporados a la computadora, y otros se pueden bajar de internet, o bien programarlos. Podemos hacer medallas, tacitas, vasitos, flores de regadera (que no se consiguen), picos para chupetes de conejos, todo lo que se nos ocurra".

"Nos viene bárbaro para el uso de los alumnos. Por el momento tenemos a una sola docente capacitada, que fue la que hizo el curso en Pergamino, pero los chicos seguramente nos superan a todos en el manejo de este aparato tecnológico", concluyó.

Por estos días el personal de la escuela se está capacitando para aprender a usar la nueva impresora, que en breve entrará en etapa de producción.

Gear SA

Clyfer