Comienza el juicio por siete muertes en comisaría de Pergamino


Hay seis policías imputados, tres de ellos rojenses. Margarita Jarque, abogada de la Comisión Provincial por la Memoria, dio detalles.

Mañana lunes 2 de septiembre, a las 9 de la mañana en la sala de audiencias de la Cámara de Apelación Penal de Pergamino, comenzará el juicio oral a los seis policías imputados en la causa por la muerte de siete detenidos en la comisaría primera de la vecina ciudad.

El hecho sucedió hace dos años y medio, y durante ese tiempo el fiscal Néstor Mastorchio, así como los asesores legales tanto de los imputados como de las víctimas y sus familiares, trabajaron en la preparación de los distintos elementos que serán presentados ante el Tribunal Oral Penal N° 1 de Pergamino.

El juicio oral, se estima, durará alrededor de un mes y medio, y está prevista la comparecencia de al menos ochenta testigos, entre peritos, familiares de las víctimas, policías, los bomberos que actuaron en la oportunidad, y varios más.

La abogada Margarita Jarque es directora del programa de Litigio Estratégico de la Comisión Provincial por la Memoria, y está representando legalmente a varios de los familiares de las víctimas de lo que ha dado en llamarse "la masacre de Pergamino". Hace algunos días visitó la vecina ciudad para entrevistarse con sus representados y preparar ponencias, y fue entrevistada por El Portal de Rojas.

Consultada sobre el tema, explicó que "somos patrocinantes de particulares damnificados por la masacre de la comisaría primera de pergamino. Exactamente a dos años y medio del hecho, está iniciándose el juicio oral. Los imputados son seis policías de la comisaría primera, incluido el comisario Donza, que estuvo prófugo trece meses, por abandono de persona agravado por su condición de funcionarios públicos".

"En principio, desde la fiscalía a cargo del doctor Mastorchio se realizó una instrucción penal preparatoria, toda la investigación previa al debate oral, realmente muy profunda. Por eso estamos llegando a un debate que va a llevar un mes y medio y que va a ver pasar a unos ochenta testigos, entre ellos peritos, familiares, sobrevivientes, policías, distintas personas que han estado involucradas en la investigación penal, y quizás nuevas pruebas que puedan ir surgiendo del debate, ya que la investigación es provisoria, y lo que vale es la prueba que se lleva al debate", agregó Jarque.

Sobre los bomberos que actuaron en la oportunidad, consideró la abogada que "junto con los sobrevivientes son testigos privilegiados, de mucho valor para la causa porque estuvieron en la escena del hecho y pueden hablarnos de los tiempos, de las demoras, de todo lo que se ha conocido en este tiempo".

Según informó, las audiencias se desarrollarán los días lunes, martes y miércoles a partir de las 9 de la mañana durante un mes y medio, "y luego vendrán los alegatos del fiscal, de las partes y de las defensas. Con todo eso que se habrá reunido allí el tribunal deberá dictar una sentencia que, esperamos, sea condenatoria, por abandono de persona o por lo que se pudiera probar durante el debate, ya que también podrían aparecer nuevas imputaciones. Nosotros esperamos que el fallo podría estar hacia fines de octubre o fines de noviembre".

Con respecto a su percepción personal sobre el desarrollo de los acontecimientos, estimó que "como Comisión Provincial por la Memoria tenemos mucha expectativa en el juicio; fundamentalmente, porque estamos asistiendo a una profundización de la violación de los derechos de las personas detenidas y en condiciones de encierro, que ha llegado a un punto máximo y nos lleva, lamentablemente, a tener un "racconto" de tres masacres en la provincia de Buenos Aires desde este marzo de 2017, cuando sucedió el hecho de Pergamino. Luego tuvimos la masacre de Esteban Echeverría, en noviembre del año pasado, con diez víctimas fatales, y luego la de Monte, brutalidad policial expresada en el gatillo fácil, en esta suerte de abusos policiales naturalizados que se cobraron la vida de cuatro jóvenes. Entonces, creemos que la justicia es muy importante para las familias de las víctimas, pero también como un hecho que nos permita visibilizar los entramados policiales en los diferentes marcos, cómo es que pueden suceder estas masacres en nuestras provincias".

"La violencia policial es cotidiana, es permanente, está naturalizada, hay un desprecio generalizado por la vida y va más allá de que haya o no órdenes. Son condiciones de funcionamiento de las fuerzas de seguridad que hacen esto, una violencia sistemática que se ejerce sobre personas detenidas o inclusive en la calle. Es muy importante, entonces, que el Poder Judicial confronte estas situaciones, porque muchas veces lo que hace es convalidar ese círculo de impunidad. Creo que algo muy importante para destacar en Pergamino ha sido la lucha incansable de las familias, desde el primer día, para conmover a la sociedad. Mucha gente se fue acercando, y se logró instalar, sumar una suerte de solidaridad, apoyo, clamor de justicia, al menos por una parte de la comunidad pergaminense. Es muy importante que esto también quede plasmado en el juicio", finalizó diciendo.

Gear SA

Clyfer