Analizamos el River–Boca del último fin de semana


El "millonario" superó a los "xeneizes" por 3 a 2 y generó buenas expectativas para el superclásico del 1 de septiembre.

River 3, Boca 2, fue uno de los datos que dejó la última fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, disputada el fin de semana pasado.

Los de Núñez cuentan con un equipo consolidado, mientras que Boca, con muchos refuerzos, aún busca su nuevo perfil. Pero aún así, a las diferencias había que demostrarlas en el juego, y River finalmente logró superar a su archirrival.

Y aunque un gol de diferencia no parece mucho, los riverplatenses aprecian esa ventaja que, sin ser definitoria, los deja con grandes esperanzas de triunfo con vistas al superclásico del próximo 1 de septiembre.

Gustavo Alfaro asimiló el golpe y, a lo largo de toda esta semana, paró distintos equipos en la cancha, a sabiendas de que tiene una diferencia que remontar.

En el otro extremo, Marcelo Gallardo busca que la ventaja lograda el pasado fin de semana no relaje a sus jugadores, porque como bien se sabe, "la confianza mata al hombre". Fue 3 a 2, nada más (y nada menos).

*******

A esta altura de la nota, usted, estimado lector, posiblemente estará pensando:

–Pero, ¿qué dice este sujeto? Boca y River no jugaron el fin de semana pasado...

–¿Cómo no? Claro que jugaron. River, con Lanús, al que le hizo tres goles; y Boca, con Patronato, al que sólo pudo convertirle dos...

–¿Es una broma? ¡Está hablando de partidos distintos!

********

Una sugerencia: recuerde esa respuesta.

"¿Es una broma? ¡Está hablando de partidos distintos!"

Quizás esa contestación le sea útil cuando el domingo que viene, finalizado el acto electoral, alguien venga a decirle que (Macri, Fernández, Lavagna, Rossi, Rivolta, Peñalva, el que fuere) ganó las elecciones, o que alguno de ellos superó a otro por tantos puntos. Tales afirmaciones serán tan absurdas como el planteo del River–Boca con el que comienza esta nota; sólo que, lamentablemente, parecerá que obedecen a la lógica debido a que es un absurdo normalizado por la prensa concentrada porteña que se llama a sí misma "nacional".

Sería bueno que lo tuviéramos todos en cuenta. Hay una altísima probabilidad de que nos veamos obligados a escuchar y leer numerosos análisis poselectorales muy similares a los del River–Boca de esta nota.

Gear SA

Clyfer