Motoencuentro: además, genera turismo


El de este año fue el décimo organizado por Fierros Viejos y, como otras veces, la concurrencia aumentó y hubo récord de participantes.

El décimo Motoencuentro (inter)Nacional organizado por Fierros Viejos volvió a ser un éxito desde todos los puntos de vista habituales, pero además, este año también desde lo económico: pese a que no es fácil el cálculo en un lugar donde todo el tiempo llega y sale gente, fueron centenares de personas las que durante casi tres días vinieron desde los cuatro puntos cardinales del país y dinamizaron el comercio local.

Lo de "internacional" viene a cuento porque no solamente desde ciudades argentinas llegaron los "moteros" a vivir este evento que ya se hizo tradicional, sino también de Uruguay y Paraguay.

El lugar de convocatoria y reunión volvió a ser el amplio predio detrás del Polígono de Tiro, lugar que esta entidad liderada por la famiia Schonfield fue acondicionando y sumándole servicios para hacer que cada Motoencuentro Nacional en Rojas sea uno de los que mejor calidad y comodidad brindan a los que asisten.

Desde el viernes fue incesante la llegada de motos, aunque el "aluvión" que convirtió al evento en récord de participación fue el sábado, después del mediodía. Los moteros iban siendo recibidos con el infaltable sorbo de caña con ruda –adrede se eligió la fecha del "día de la pachamama"–, y luego buscaban un lugar para acampar y dejar sus vehículos, armar la parrilla, y otras actividades propias del evento.

La organización, como es habitual, les proveyó lugar para acampar, leña gratis, la cena del viernes también gratuita, y los servicios del predio (iluminación, baños, duchas, etcétera). También hubo varios puestos de venta de distintos productos vinculados con la actividad "motera".

El escenario, que esta vez estuvo ubicado dentro del gran gazebo central, fue visitado por una docena de bandas de rock llegadas desde los más diversos puntos del país. También allí se realizó la entrega de menciones y premios a los asistentes.

El sábado a media tarde se llevó a cabo la caravana por la ciudad, que finalizó en la plaza San Martín con la actuación de la banda de rock "Humanoides del asfalto". Los organizadores entregaron distinciones a los inspectores municipales (agradeciéndole su dedicación para cuidar distintos detalles del evento), y al intendente Claudio Rossi, que no estaba presente por lo que su regalo fue recibido por el director de Deportes, Claudio Cuello.

Cuello pronunció algunas palabras en la oportunidad, y sus conceptos principales apuntaron a destacar la excelente labor realizada por Fierros Viejos en el mantenimiento del predio que, hay que reconocerlo, está impecable.

El motoencuentro finalizó el domingo. Los asistentes pudieron disfrutar del desayuno gratuito (café y tortas fritas) elaborado por los organizadores, y luego comenzaron el viaje de regreso a sus lugares de origen.

Cabe recordar que lo recaudado en concepto de entradas será destinado a solventar algunos gastos propios de la organización del evento, a finalizar algunas obras ya iniciadas en el predio, y también a realizar una donación a alguna escuela o entidad pública de nuestra comunidad.

El Motoencuentro Nacional, como se ha dicho, ya es tradicional en Rojas, y seguramente se convertirá en uno de los emblemas "rojeros" si es que nuestra ciudad en algún momento decide impulsar seriamente un proyecto turístico. No es una meta que esté cercana; pero se aproxima sumándole eventos de este tipo. Buenas rutas.

Gear SA

Clyfer