Confirmaron bomberos: la proximidad de un silo implica una amenaza


Dieron detalles sobre la explosión de ayer, y alertaron sobre los riesgos del acopio de granos y, sobre todo, de los molinos, que son aún más peligrosos.

Los jefes del cuerpo de bomberos Lucas Laborde y Lionel Daletto dieron detalles sobre lo ocurrido ayer en la planta de AFA ubicada sobre ruta 31, cuando se produjo un incendio seguido de una explosión en un pozo de noria, y señalaron que, de acuerdo con los conocimientos que tienen del tema, "sabemos que son cosas que pueden ocurrir dentro de las plantas de acopio, sobre todo cuando son subterráneas".

"Los operarios manifestaron haber advertido un foco de incendio cuando llegaron a trabajar, por la mañana, algo que puede llegar a ocurrir, por ejemplo, por la fricción de un rodamiento o de una cinta. Ellos le arrojaron agua intentando apagarlo, pero es en ese momento cuando se produce la deflagración (fogonazo), seguida de la explosión. Eso ocurre en milésimas de segundo", dijo Laborde.

No obstante, descartó que el hecho de arrojar agua pudiera haber sido el motivo del estallido. "Esto se conoce como "explosión de polvo" en la jerga de bomberos. Nosotros estudiamos la manera en que ocurre, involucrando al polvo que naturalmente hay en el cereal a temperatura ambiente, una cantidad de oxígeno necesaria, y una fuente de ignición, ya sea un chispazo, fuego, o algo así. Cuando todo se combina en cantidades justas, se produce la explosión de polvo".

"Este tipo de fenómenos ha ocurrido en diferentes empresas cerealeras. Quizás no se tenga tan presente algo de esta magnitud, pero sucede", manifestó Laborde.

LOS MOLINOS, AÚN MÁS PELIGROSOS

Según informaron los bomberos, la proximidad de un molino es aún más peligrosa que la de un silo para el acopio de granos. Afirmó Lucas Laborde que "la harina tiene un rango de explosividad más alto que un cereal. Para hacer una comparación: el alcohol es mucho más explosivo que el gasoil, de la misma manera que la harina tiene una explosividad mayor que un cereal, y más cuando ya es harina; la del grano de trigo no es tan alta".

Reconoció Laborde que "en los molinos harineros hay un alto nivel de explosividad; pero las empresas, con sus políticas de seguridad, tienen que tomar las medidas necesarias para disminuirlos". Habló de "disminuir los riesgos", y no de neutralizarlos, de lo cual puede deducirse que el peligro siempre estará presente.

ACTUACIÓN EN EL SINIESTRO DE AFA

Sobre la actuación en dicha emergencia, Laborde explicó que "fuimos alertados por teléfono e inmediatamente activamos los sistemas de emergencia. De inmediato salieron dos dotaciones con catorce personas para el lugar, y al llegar nos encontramos con cuatro personas con quemaduras. Parte de la dotación se puso a trabajar en primeros auxilios, junto a personal policial, hasta la llegada de la ambulancia. Mientras, la otra parte se dedicó a hacer un análisis de la escena para minimizar riesgos".

"Buscamos operar seguros, porque en el lugar de los hechos no había quedado nadie, lo cual nos permitió hacer un análisis profundo para trabajar seguros, porque había riesgos potenciales", añadió.

Destacó que a la llegada de Bomberos no había llamas, pero sí bastante humo y polvo que emanaba desde varios metros bajo tierra, en el pozo de noria donde se produjo la explosión. También era muy elevada la temperatura.

UN TRABAJO IMPECABLE

El trabajo realizado por bomberos ayer en la planta de AFA fue impecable. Comenzó a las 8:30, cuando fue recibida el alerta, y finalizó a las 14:30. Fueron utilizados cuatro camiones (que trabajaban de a dos, mientras los otros dos se reaprovisionaban), y un regador municipal, también afectado a Defensa Civil, colaboraba proveyéndolos de agua.

Al respecto dio detalles Lionel Daletto: "Trabajamos dentro de los silos, donde había mucho polvo suspendido en el aire, tratando de bajar ese polvo. También estuvimos en la pasarela subterránea, en el túnel por donde se transporta el cereal, para bajar también ahí el polvo. Así, entregamos el lugar de la manera más segura posible, buscando evitar que se repitiera el suceso", expresó.

LOS HERIDOS GRAVES ESTÁN EN ROSARIO

Luis Opissacco y Emiliano Solmi, los dos heridos de mayor gravedad que produjo la explosión en la planta de AFA, fueron trasladados ayer a última hora a un centro sanitario especializado en quemados de la ciudad de Rosario.

Según informaron las autoridades, su estado era delicado pero estaban estables, hasta el momento no habían aparecido complicaciones, y habrá que esperar que transcurran algunas horas más para evaluar cómo seguirá su evolución.

Gear SA

Clyfer