Libros y negocio editorial: Rojas, un mundo aparte


Federico Riveiro (editor) y Vanessa Quintana (librera) dieron detalles sobre un sector que no reproduce en la ciudad el desplome de las grandes urbes.

Poco tiempo atrás se conoció un informe apocalíptico sobre la actividad editorial en el país, pero los datos recabados en nuestra ciudad indican que, a nivel local, el desplome no se notó demasiado.

Federico Riveiro (editorial Nido de Vacas) y Vanessa Quintana (librería Tierra de Fuego) brindaron detalles sobre la actualidad del sector. A partir de estas entrevistas, se puede sacar conclusiones: en Rojas el negocio se sostiene, a diferencia de lo que ocurre en la Capital Federal y las grandes ciudades, donde el consumo de libros es masivo y, por ende, hubo una caída muy importante de las ventas provocada por el grave y sostenido deterioro de la economía familiar.

¿QUÉ OCURRE EN EL PAÍS? "UNA CRISIS PEOR QUE LA DE 2001"

A nivel nacional, con números determinados por lo que ocurre en las ciudades grandes, la situación es realmente catastrófica. "La caída es casi comparada a la de una guerra", dijo Martín Gremmelspacher, vicepresidente primero de la Cámara Argentina del Libro (CAL), durante la presentación del "Informe de producción del libro argentino" en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

El empresario se refería a la evolución de la cantidad de ejemplares producidos. En 2018 fue de 43,1 millones, una caída de 48 por ciento respecto de los 83,5 millones de 2015. El cuadro de situación empeora cuando se compara el primer trimestre de este año. De casi 18 millones de ejemplares en 2016 se pasó a 6,5 millones en 2019, un descenso de una tercera parte. ¿Es peor que la crisis del 2001-2002? Gremmelspacher cree que la caída de 2002 no fue más allá del 15 por ciento. "Financieramente, no nos fue tan mal porque el comercio exterior subsanó la caída local y el mercado se empezó a recuperar rápidamente. Esta crisis es peor que la del 2001".

En cuanto a las expectativas para el sector este año, una encuesta realizada entre comerciantes del sector indica que el 29 por ciento considera que la situación será “mucho peor” y otro 39 por ciento opina que será “peor”.

Las pymes independientes editaron el 74 por ciento de las novedades de 2018 y el 58 por ciento de los ejemplares, contra un 26 por ciento de las novedades de los cinco grandes grupos editores –entre los que se encuentran Planeta y Penguin Random House– y un 42 por ciento de los ejemplares. La diferencia en la repartición podría ser homologable al tamaño de una hormiga con un elefante: 5 grupos versus 280 pequeñas y medianas editoriales. La edición digital mostró un leve crecimiento: pasó del 14 por ciento en 2011 al 19 por ciento en 2018.

¿Y EN ROJAS?

En nuestra ciudad la edición de libros ha venido creciendo, en parte gracias a la aparición de la editorial Nido de Vacas, cuyo referente principal es Federico Riveiro, y también por varias ediciones privadas, como la reciente del libro Historias de Rojas, y las de otros varios autores.

La venta de libros se mantiene más o menos en los niveles habituales, según lo expresado por una comerciante del rubro, Vanessa Quintana (Tierra de Fuego). Y en ese sentido, cabe mencionar una anécdota curiosa: el libro recientemente editado por la ex presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, "Sinceramente", fue un "best seller" en nuestra ciudad: en lo que va del año, sólo esa librería vendió más de trescientos ejemplares y se vio obligada a reiterar sus pedidos a la editorial en varias oportunidades. Una curiosidad.

Por lo demás, el sector sigue sosteniéndose con la venta de libros escolares, e inclusive de otros rubros como los juegos didácticos.

La actividad se mantiene. El del libro, que en las ciudades grandes es un mercado enorme y muy rico, en Rojas siempre fue limitado. Hoy, que la economía lo derrumba a los peores niveles históricos, en nuestra ciudad se conserva más o menos como de costumbre.

LA MIRADA DE FEDERICO RIVEIRO

Federico Riveiro es uno de los creadores y actual director de la editorial rojense Nido de Vacas. Consultado sobre la actualidad del sector, luego de que se conociera un muy poco auspicioso informe nacional al respecto, explicó que "la situación, en general, no es buena. El mercado editorial viene en caída, según informan las cámaras del sector que manejan los números reales. El último dato de 2018 indica una caída vertiginosa con respecto a los tres años anteriores, y lo que más se nota es la baja en la venta de libros y la cantidad de producción".

"Esto tiene un origen que se puede reconocer muy fácilmente, y es la situación en la que está la economía actual. Estamos hablando de un artículo que no es de primera necesidad, como el libro, cuando vemos que está cayendo la venta de comida. Obviamente, la actividad va a caer", agregó.

Informó Riveiro que "en las ciudades grandes están cerrando librerías, cae la industria, quedan afuera traductores, correctores, hay una merma en las fuentes de trabajo que genera el sector, pero a la vez hay una serie de posibilidades que permiten que la cantidad de títulos editados siga siendo más o menos la misma desde el año 2011 para acá, que es de cuando hay datos conocidos. Siguen editándose entre 27.000 y 28.000 títulos por año. Lo que ha caído, y mucho, es la producción: la cantidad de ejemplares bajó de 83 millones de ejemplares, en 2015, a poco más de 43 millones en la actualidad. Eso se nota".

"Nosotros, como nueva editorial, tenemos una realidad que tampoco se condice con los números realmente malos que se muestran. Sobre todo, porque no tenemos una estructura que nos obligue a editar muchos títulos para sostener el negocio, y las tiradas nos permiten recuperar una inversión realizada. Por supuesto que no vivimos de esto, pero seguimos apostando porque tenemos otra mirada, apuntamos a darle una oportunidad al autor, a buscar un lector con miradas distintas, apuntamos a otro público y seguramente podremos seguir haciendo cosas en base a lo poco que nos deja el negocio. Muchas editoriales chicas están haciendo eso, se salvan por ese lado. No vamos a ir a la Feria del Libro, jamás podríamos afrontar esa inversión, pero sí podemos crear otros círculos, con otros autores que no están en las grandes carteleras, destinados a otro tipo de lectores", finalizó diciendo.

LA OPINIÓN DE VANESSA QUINTANA

Vanessa Quintana es la propietaria de la librería "Tierra de fuego", y explicó que "estamos funcionando desde hace siete años, y el hecho de estar arraigados, tanto en Rojas como en Junín, hace que podamos funcionar cada vez mejor, porque el público nos conoce. La venta fue creciendo de a poquito: cuando empezamos teníamos mil libros, y ahora tenemos unos siete mil. También incorporamos libros usados y juegos didácticos".

"El libro en Rojas tiene su público, y es bastante público. La Biblioteca Pública, por ejemplo, es de las más completas que hay en la zona. La gente de Rojas es muy lectora, y eso se nota cuando viene un chico, por ejemplo, que tiene un vocabulario muy específico y busca autores. Hablan con propiedad. Rojas es muy lector, y sobre todo sus chicos", dijo después.

Informó Quintana que "en este momento se están vendiendo muchos libros de feminismo, tanto a chicas como a chicos que buscan esa información. Y también material nuevo sobre educación sexual, que tiene que ver con la ESI en las escuelas".

También comentó, a modo de anécdota, lo sucedido con el libro "Sinceramente", de Cristina Fernández de Kirchner. "Tuvimos mucha suerte con la venta, se vendieron más de trescientos ejemplares. Y por una cuestión de solidaridad decidimos, por cada libro vendido, comprar un litro de leche para los comedores escolares. Esto pasó sobre todo en Junín, donde hubo problemas porque a las escuelas no llegaba leche, y justo cuando consiguieron partidas de leche en polvo, se analizó el agua y dio en mal estado. No se podía hacer la leche, y tampoco había leche, entonces decidimos esto, colaborar en este momento crítico de la Argentina", dijo Quintana.

Finalmente se refirió a la industria editorial de nuestro país, considerando que "es muy buena. Argentina edita muy rápido, y tiene libros de muy buena calidad. El libro argentino es muy buscado en el mundo, y si bien el dólar está altísimo para nosotros, el libro no lo es tanto. Los libros argentinos, en el mundo, son baratos". Y en ese sentido mencionó varios títulos editados localmente por Nido de Vacas, señalando que "se están vendiendo, están teniendo salida. El de Diego Singer, por ejemplo, fue muy solicitado por escuelas de Junín, y también el último que entró, "Dos semanas en Chivilcoy", de Nilma Adrover".

Gear SA

Clyfer