Gas natural: Ya hay disponibilidad para 1.000 conexiones nuevas


Estiman que cubrirá las necesidades por unos cinco años. El anuncio fue realizado por Camuzzi junto a los intendentes de Rojas y Chacabuco.

En Rojas ya existe nuevamente la posibilidad de realizar conexiones residenciales a la red de gas natural, gracias a que fue ampliada la capacidad de abastecimiento de la empresa Camuzzi que provee del fluido, entre otras, a Rojas y Chacabuco. Esto incluye no sólo a los domicilios sino que también podrán sumarse nuevas redes, si es que deciden construirlas aquellos barrios que aún no cuentan con infraestructura de este tipo.

El anuncio fue realizado por el gerente de Unidad de Negocios de Camuzzi Gas Pampeana, Gonzalo López, quien estuvo acompañado en la oportunidad por los intendentes de Rojas, Claudio Rossi, y de Chacabuco, Víctor Aiola. Ambas poblaciones se han beneficiado con esta ampliación: la vecina ciudad, con unas dos mil quinientas conexiones nuevas (se sumarán a las 13.000 existentes); y la nuestra, con mil (añadidas a las 6.000 que ya hay. La diferencia se debe a que la población es bastante mayor en Chacabuco, lo mismo que su desarrollo industrial). Según estiman, esa cantidad será suficiente para satisfacer a la demanda por alrededor de cinco años.

EL POR QUÉ DE LA ESCASEZ

El sistema de distribución de gas que pasa por Rojas depende del gasoducto del norte y fue diseñado y construido hacia fines de los 80 y principios de los 90. El cálculo de su capacidad se realizó teniendo en cuenta la demanda y el crecimiento estimados en ese momento, cuando en el país se aplicaba una política de fuerte destrucción del mercado interno, tal como ocurre ahora. Las obras más importantes, por aquel entonces, no fueron redes destinadas a abastecer a los argentinos, sino gasoductos enormes que llevaban el fluido a Chile para su exportación.

Pero ocurrió después, en los primeros años de este siglo y durante toda la primera década, que hubo un florecimiento de la economía interna de la Argentina (y de toda Latinoamérica), que llegó de la mano de una profunda reestructuración de los bloques globales de poder (un tema que no será desarrollado aquí). La capacidad adquisitiva de los ciudadanos creció significativamente, y así se multiplicaron los requerimientos a Camuzzi para realizar conexiones domiciliarias. Muchos barrios, inclusive, lograron construir sus redes.

Así, el sistema colapsó. La demanda amenazó con superar la capacidad del gasoducto hace unos siete años, y entonces la empresa dejó de permitir nuevas conexiones, limitándose a abastecer a los que tuvieron la fortuna de haber accedido antes al servicio.

Cabe recordar, como nota de color, las dificultades que hubo para que Camuzzi se aviniera a permitir una conexión en el nuevo cuartel de Bomberos Voluntarios, cuando fue inaugurado. Exigió gestiones al más alto nivel nacional, inclusive.

La nueva situación es fruto de la concreción de un proyecto que las empresas denominaron Expansión del Sistema Noroeste, que consistió en la instalación de dos equipos compresores de 1200 HP cada uno, además de la construcción de un gasoducto de refuerzo, de 15 kilómetros de extensión y 12 pulgadas de diámetro, y una obra de interconexión en la zona de Bragado. Ello permitió que Rojas y Chacabuco no sólo reciban el fluido desde el gasoducto norte, sino que también sean abastecidos por una segunda red, la cual depende de otra transportadora, denominada Gas del Sur. "Ejecución de obras y cambios en el tipo de operaciones", según dijo López en nuestra ciudad.

Probablemente también se deba el excedente de gas a las restricciones del consumo que los vecinos se autoimponen, luego de que fueran aplicadas las tarifas demenciales, fuera de toda razonabilidad, que tenemos hoy; pero esto no fue dicho por las autoridades.

SATISFACCIÓN DE LAS AUTORIDADES Y LA EMPRESA

La imposibilidad de conectarse a la red de gas natural era un problema para muchas familias, y haber encontrado una solución, por más que esté limitada a mil nuevos usuarios y dure cinco años, es algo de mucha importancia para nuestra ciudad.

Los mandatarios de Rojas y Chacabuco expresaron su satisfacción por esta posibilidad que se abre. "Los pedidos han sido muy insistentes durante años para poder llegar al punto que se anunció hoy. Sabíamos que era un tema con características complicadas, pero afortunadamente nuestra Argentina ha empezado a producir el insumo básico que es el gas natural. A partir de ahí comenzaron las soluciones, sino todo lo otro era una discusión vacía", sostuvo Claudio Rossi. "Se están apuntalando políticas públicas que van a la raíz de la matriz energética que estaba destruida. Se trabaja para mejorar la calidad de vida de los vecinos. A veces las soluciones requieren de mucho trabajo, pero queremos que los vecinos tengan equidad e igualdad, y con esta obra se la estamos dando", añadió su colega chacabuquense Víctor Aiola.

Por su parte, el representante de Camuzzi, Gonzalo López, explicó que "a partir de la fecha queda liberada la factibilidad para todo tipo de residenciales, ya sea para redes existentes o nuevas. Esto significa que un edificio que tenía la factibilidad rechazada y la imposibilidad de contar con el servicio, ahora va a poder presentar la documentación y empezar con los trámites para poder tener el gas". Aclaró, además, que "se va a poder realizar extensión de redes. Esto significa que los vecinos que no están alcanzados por la red de distribución, van a poder presentar la documentación para solicitar la construcción, ya sea por financiamiento propio o diversas alternativas que se irán comunicando con el correr de los días".

Gear SA

Clyfer