Secuestran armas de guerra e importante cantidad de droga


En varios operativos, no relacionados unos con otros. Hay detenidos, uno de los cuales intentó "coimear" a la policía y fue procesado.

En varios operativos realizados en momentos diferentes y no relacionados unos con otros, la policía comunal secuestró armas de guerra y una importante cantidad de clorhidrato de cocaína, además de otros elementos, motivo por el cual fueron detenidas dos personas.

El secuestro de las armas se llevó a cabo durante un allanamiento realizado este lunes en un domicilio de calle Juan G. Muñoz entre Padre Sánchez y María U. de Alvear. Fue uno de los tres operativos similares dispuestos por el Juzgado de Garantías del Joven del Departamento Judicial Junín, en el marco de una causa por amenazas: dos realizados en Rojas, y el restante, en la zona rural de Los Indios.

Las armas secuestradas son "un poderoso fusil de repetición calibre .308" y una escopeta calibre 16, según consta en el parte oficial. La documentación de las armas presentaba irregularidades, por lo cual el morador de la vivienda fue arrestado. Se trata de un sujeto de cincuenta y ocho años de edad, sexo masculino, ahora imputado en una causa por "tenencia ilegal de arma de guerra y tenencia ilegal de arma de fuego", con intervención de la UFIJ N° 5 del mencionado departamento judicial, a cargo del fiscal Sergio Terrón.

DROGA: HALLAZGO, INTENTO DE COIMA Y DETENCIÓN

Un sujeto de veintitrés años fue detenido, acusado de tenencia de droga con fines de comercialización, luego de ser descubierto trasladando una cantidad importante de clorhidrato de cocaína y de que, para evitar ser detenido, intentara "coimear" a los efectivos policiales que llevaban adelante el operativo.

La persona fue detenida el jueves pasado, alrededor de las 21:30, cuando la policía realizaba las tareas preventivas habituales y, en ruta nacional 188 y calle Mulally, interceptó a un automóvil marca Volkswagen de color oscuro con dos sujetos de sexo masculino a bordo. Al momento de la identificación policial, uno de ellos, rápidamente, arrojó por la ventanilla del automóvil a la banquina de la ruta un frasco y un envoltorio de nylon.

Estas personas fueron finalmente identificadas. Se trata de dos hombres, de veintitrés y cuarenta y dos años de edad, ambos oriundos de nuestra ciudad.

La policía recuperó el frasco y el envoltorio "descartados" por los ocupantes del auto, y encontró dentro cinco envoltorios de nylon con clorhidrato de cocaína, fraccionados y listos para la venta directa al consumidor, y un envoltorio de nylon con dos trozos compactos de clorhidrato de cocaína y cierta cantidad de polvo del mismo estupefaciente, esto sin fraccionar.

Por ese motivo realizaron una requisa en la urgencia sobre los dos sujetos, constatándose que el de veintitrés años poseía una cuantiosa suma de dinero, que superaba los diez mil pesos, y también dólares estadounidenses. El hombre de más edad tenía en su poder unos dos mil seiscientos pesos en efectivo, y un teléfono celular.

El auto también fue requisado, y allí la policía encontró más dinero en efectivo, anotaciones de interés, un teléfono celular, frascos plásticos, envoltorios de nylon comúnmente utilizados para el fraccionamiento de estupefacientes y, oculto en un plástico del habitáculo del automóvil, una balanza digital de precisión impregnada en vestigios de clorhidrato de cocaína.

Durante el procedimiento policial, el hombre de mayor edad ofreció a los efectivos policiales una gran cantidad de dinero para que lo dejen seguir su camino, o que “hagan la vista gorda”, a lo cual los policías actuantes "se negaron rotundamente y trasladaron a ambas personas a dependencia policial" –según consta en el parte oficial– a los fines de instrumentar actuaciones judiciales correspondientes al caso.

Ya en sede policial, personal de la comisaría local realizaron los pesajes correspondientes de las sustancias y test de orientaciones de rigor, los cuales arrojaron en todos los casos un resultado positivo ante la presencia de clorhidrato de cocaína.

Es así que dada intervención y anoticiada de lo acontecido la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes del Departamento Judicial de Junín a cargo del fiscal Esteban Lopardo, se dispuso la aprehensión del sujeto de veintitrés años, quien quedó alojado en la dependencia policial por el delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización", hasta el día de su comparecencia ante los estrados judiciales. El magistrado dispuso también el secuestro de las drogas, del dinero, del vehículo y de los demás elementos hallados.

Cabe señalar que, en relación con el ofrecimiento de dinero para el personal policial, –quelos policías rechazaran categóricamente–, se dio intervención a la Ayudantía Fiscal de Rojas a cargo de la doctora Nora Fridblatt, quien dispuso que al joven de veintitrés años se le inicien actuaciones a tenor del delito de "cohecho" con intervención de la UFIJ N° 3 del Departamento Judicial Junín a cargo del Agente fiscal Carlos Colimedaglia.

El delito de cohecho se encuentra tipificado en el artículo 258° bis del Código Penal, que establece sanciones "a quien directa o indirectamente, ofreciere, prometiere u otorgare, indebidamente, a un funcionario público de otro Estado o de una organización pública internacional, ya sea en su beneficio o de un tercero, sumas de dinero o cualquier otro objeto de valor pecuniario u otras compensaciones tales como dádivas, favores, promesas o ventajas, a cambio de que dicho funcionario realice u omita realizar un acto relacionado con el ejercicio de sus funciones públicas, o para que haga valer la influencia derivada de su cargo en un asunto vinculado a una transacción de naturaleza económica, financiera o comercial".

Gear SA

Clyfer