Dos condenados por el robo a Mabel Fauda


El hecho fue perpetrado seis días antes del fallecimiento de la recordada docente. José Fauda, sobrino de la víctima, sumó detalles a la información oficial.

El jueves 8 de noviembre de 2017 fue cometido un robo en la vivienda de Mabel Fauda, sita sobre calle General Alvear. Autores por entonces ignorados ataron a la víctima, se apoderaron de una suma de dinero y algunas alhajas –recuerdos familiares–, y seguidamente se dieron a la fuga dejándola maniatada. La mujer no pudo liberarse, y luego de un rato bastante largo logró hacerse escuchar por un vecino, que dio la alarma para que actuara la policía. Seis días después, Mabel fallecía.

Gracias a una investigación policial que dio sus frutos, y a un largo proceso judicial, finalmente fueron condenados por el hecho Marcelo Lombardo y Eladio Melgarejo, a cuatro y tres años de prisión, respectivamente. Fuentes del Departamento Judicial Junín confirmaron que el fallo fue emitido por el tribunal penal de esa ciudad en febrero de este año y, en el caso de Lombardo, establece pena de cumplimiento efectivo –debido a que tenía antecedentes–, mientras que la sanción a Melgarejo es "condicional", esto es, no fue a prisión, aunque le quedará la mancha en el prontuario.

Cabe recordar que Lombardo fue detenido el 14 de marzo de 2018 en su vivienda de San Clemente del Tuyú, donde residía. Melgarejo también fue inicialmente aprehendido, pero luego quedó en libertad por disposición de la justicia.

DIO DETALLES JOSÉ FAUDA

José "Tachi" Fauda es sobrino de Mabel, reside actualmente en Chile, y está convencido de que el robo fue el desencadenante de la muerte (aunque la justicia no lo consideró así). Fue consultado sobre el caso, que siguió personalmente y con mucha atención durante todo su desarrollo, y consideró que "esto sucedió hace casi un año y medio, y durante todo este tiempo uno pensaba qué iba a suceder, si en algún momento habría alguna prueba de que la justicia funciona. Creo que esto es la prueba de que sí, funciona, aunque quizás no sea exactamente lo que uno imaginaba".

"Seis días después del hecho Mabel falleció víctima de un infarto, y la policía hizo un excelente trabajo, identificando a un par de sospechosos y confeccionando una carpeta investigativa que, junto con el trabajo de la fiscalía fue suficiente para condenar a Marcelo Lombardo y a Eladio Melgarejo por el delito de robo con escalamiento", añadió.

Destacó Fauda que "hay algo que es importante entender, y Rojas lo sabe: Marcelo era vecino de Mabel; nació y vivió frente al domicilio de Mabel; los padres de Marcelo eran íntimos amigos de Mabel; la madre era compañera de trabajo. En este caso la justicia funcionó, porque tranquilamente podría haberse quedado en dejar pasar la denuncia. Pero desde un primer momento yo pensé que esto no podía quedar así, y tanto la policía como la fiscalía hicieron un excelente trabajo. Acá es importante destacar la labor de Yamila Palacios que lideró toda la investigación; y de Miguel Núñez, que todo el tiempo trabajó para esclarecer los hechos".

"La justicia hizo su trabajo: uno de los autores, que no estaba viviendo en Rojas desde hace mucho tiempo, está en la cárcel. Pero el otro está en Rojas; entonces, tenemos que pensar qué hacemos nosotros como sociedad. Seguramente se va a tener que ir", expresó José Fauda, y finalizó señalando que "la escuela Nicolás Avellaneda celebra sus setenta y cinco años; Mabel trabajó ahí casi cincuenta años; seguramente habría estado muy alegre de poder participar. Lamentablemente no pudo, pero seguramente sus alumnos la van a seguir recordando".

Gear SA

Clyfer