La Sociedad Italiana festeja su 140° aniversario


Habrá una serie de actividades que culminará con la gran cena prevista para el 13 de julio. Dieron detalles Miguel Mazzucco y Luis Rotili.

El 24 de junio se cumplirán ciento cuarenta años desde la fundación de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, un aniversario que la actual conducción de la entidad no dejará que pase desapercibido.

Por tal motivo, la comisión que preside Miguel Mazzucco y que cuenta, entre otros, con la participación de Luis Rotili como vicepresidente, pretende organizar una serie de actividades que culminarán con la gran cena prevista para el 13 de julio. En breve se pondrán en venta las tarjetas.

Una de tales actividades comenzará en estos días: un taller de idioma italiano, para el cual los cupos estaban prácticamente cubiertos, no obstante lo cual los interesados en realizarlo pueden consultar, ya que existía la posibilidad de organizar otro más.

Sin embargo, la cena será el acto central para conmemorar esta fecha tan importante para una institución señera en nuestra ciudad, que hoy se sostiene principalmente con el alquiler de la sala –uno de los mejores espacios teatrales de la ciudad– pero que no olvida la organización de eventos artísticos, además de mantener el edificio en condiciones y realizar permanentes obras de mejoramiento.

El presidente de la institución, Miguel Mazzucco, destacó que "hemos tratado de organizar algunos eventos relacionados con la fecha, que se irán detallando a medida que transcurra el tiempo. Tenemos un taller de italiano que va a comenzar en breve, con una buena cantidad de inscriptos. Creemos que eso es una necesidad, una colaboración que la comisión brinda, y comenzamos con eso".

También mencionó la cena aniversario, "un evento que todavía tenemos que ir desarrollando, pero creemos que vamos a pasar un momento muy bueno, que es lo que se pretende".

Por su parte, Luis Rotili informó que "hay varias obras que se han venido realizando en el edificio. Conseguir la habilitación nos costó mucho, colocar retardantes en todas las maderas, y después quitar la pintura epoxi del escenario, volver a masillar, pintar, un trabajo muy complejo. Además, desde febrero estamos funcionando con un baño para las mujeres, y también terminamos la carpeta y el revoque de todo el sótano, donde están los camarines nuevos".

"También aprovechamos a acomodar bien un depósito, para mejorar el uso del espacio. Y tenemos en marcha obras estéticas, como la reparación de revoque y pintura del hall central y del descanso de la escalera. Dentro de muy poco nos van a ver trabajando sobre el alero de ingreso a la institución, porque hay que picar toda la carpeta superior, volver a hacerla, agrandar los desagües e impermeabilizar para que no siga pasando la humedad. Finalmente, pintar; pero hay mucho más para hacer, siempre hay trabajo en un edificio como éste", agregó.

Sobre el alquiler del salón, dijo Rotili que "eso le brinda un servicio a Rojas, aunque también tratamos en la medida de lo posible de traer algunos espectáculos. Hay que compensar, porque las obras son muy costosas, pero algún día las vamos a terminar, por más que siempre aparece algo nuevo. Estamos hablando de un edificio que tiene ciento treinta años".

Finalmente, Mazzucco informó que "en este momento se está techando nuevamente el sector que tiene alquilado la confitería de la esquina", y en cuanto a los eventos, sostuvo que "se trata de privilegiar todo aquello que esté relacionado con el cuidado del espacio. Eso es algo que alguna vez no se tuvo en cuenta, pero al final, recuperar el espacio es más costoso que lo que se logró con el alquiler. La realidad nos marca que hay que seguir haciendo obras, pero estamos satisfechos porque cumplimos con lo que nos proponemos".

Gear SA

Clyfer