Lichi López, campeón y goleador


El obligadense se consagró con Racing tras empatar 1 a 1

Para ser campeón, entre otras cosas, se necesita tener a un gran goleador. Y Racing lo tuvo. Lisandro López fue la carta de gol del equipo de Coudet y demostró que es como el vino: cuanto más viejo, mejor. Con 17 gritos (seis de penal) en 22 partidos jugados, Licha guió a la Academia rumbo a título, fue el máximo artillero de la Superliga y salvo a River, le convirtió a todos los grandes.
Ya en la primera fecha, ante Atlético Tucumán, López metió un golazo y empezó a marcar el camino. Mojó ante Vélez, Rosario Central, Argentinos y luego llegaron los dos goles ante Boca. Su próxima víctima fue San Lorenzo y vinieron los dos dobletes consecutivos ante Gimnasia y Talleres. ¿Y después? Convirtió contra San Martín (SJ), Aldosivi, Huracán, Godoy Cruz, el clásico ante Independiente y Belgrano.
Licha López fue el máximo goleador de Racing y de la Superliga.
Además de ganar su primer título en el club donde es ídolo, Lisandro se dio el lujo de romper varios récords. ​Primero, se convirtió en el quinto jugador de la historia de la Academia en ser goleador de un torneo en más de una ocasión. En 2004, un año después de su debut en Primera, Licha convirtió 12 tantos en el Apertura y cortó la racha negativa del club, que llevaba 35 años sin tener un máximo artillero en un campeonato.
Por otro lado, también es el goleador más veterano de Racing y superó la marca de José Sand en el fútbol argentino: Pepe, con la camiseta de Lanús, fue el máximo anotador del torneo de 2016 con 35 años, 10 meses y 12 días. ¡Y Licha ya tiene 36 pirulos! Por último, es el jugador con mayor intervalo entre su primer torneo como goleador y el segundo. López lo consiguió en 15 años, mientras que Carlos Bianchi tenía el récord con 11. ¡Un delantero inoxidable!

Gear SA

Clyfer