Bomberos de Obligado lograría pronto su personería jurídica


Tras dos años de inexplicable demora, el trámite podría concluir gracias a una gestión personal realizada por el presidente de la entidad, Andrés Espart, y el intendente Claudio Rossi.

La Sociedad de Bomberos de Rafael Obligado podría contar dentro de unas pocas semanas con su personería jurídica, si es que la dirección provincial encargada del tema cumple con la nueva promesa efectuada hace algunos días, luego de casi dos años de demora e insistencia infructuosa desde la entidad.

Esta reactivación del trámite, que se encontraba paralizado pese a las permanentes comunicaciones telefónicas y envío de mensajes de correo electrónico, obedeció a una gestión personal realizada en La Plata conjuntamente por el presidente de la institución, Andrés Espart, y el intendente municipal Claudio Rossi.

La nueva promesa consistió en que en el transcurso de la semana sería firmada una resolución que, adjuntada al expediente, permitiría la emisión de la matrícula de los bomberos de Obligado en los próximos días. No es la primera promesa que escuchan los obligadenses, pero habrá que tener fe...

La carencia de su personería jurídica, que está siendo gestionada desde hace casi dos años y, según la primera promesa que data de aquellos días, iba a tardar sólo un par de meses, está provocando graves perjuicios a la sociedad bomberil y, por extensión, a la comunidad toda de Rafael Obligado. La capacitación de los aspirantes debió suspenderse dado que, habiendo llegado a un cierto punto, exigía comenzar a incursionar en acciones de riesgo; y al no tener existencia legal, la entidad no puede contratar seguros.

Tampoco pueden los bomberos obligadenses habilitar su cuartel, y sin bomberos completamente formados, están absolutamente incapacitados para operar. Por ende, ante cualquier siniestro, la comunidad de la vecina localidad debe esperar la llegada de los bomberos de Rojas, que por cuestiones de distancia demora entre veinte minutos y media hora. Lapso vital en casos de incendio o, peor todavía, de accidentes graves, cuando cada segundo cuenta y puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

El presidente de la Sociedad de Bomberos de Rafafel Obligado, no obstante, se mostró optimista ante la posibilidad de que esta vez sí se cumpla la promesa y las cosas empiecen a marchar. Andrés Espart destacó que la puesta en condiciones del cuartel sigue adelante, como así la reparación de la autobomba donada oportunamente por los bomberos rojenses. Los aspirantes están a la espera de poder continuar con su capacitación; es decir, todo ha avanzado hasta el punto en que las trabas burocráticas pisaron el freno.

Ojalá los funcionarios provinciales comprendan que los dos años que vienen tardando en poner una firma han significado pérdidas importantísimas, personales y materiales, y por consiguiente, que se decidan de una vez a terminar con un trámite que sólo por desidia se ha demorado de manera inadmisible.

Gear SA

Clyfer