Crónicas de un viaje soñado


La comunidad de la escuela N° 5 de Los Indios fue a Villa Alpina, Córdoba, donde compartió varios días con la gente del establecimiento educativo del lugar. Quieren volver.

Este 2018 que termina no fue un año más para la comunidad educativa de la escuela N° 5 de Los Indios. Es que alumnos, docentes y algunos padres pudieron concretar un sueño por el que habían venido trabajando a lo largo de muchos meses: viajar a Villa Alpina, una pequeña población serrana de la provincia de Córdoba. Previamente habían iniciado contactos con los alumnos de la escuela de esa localidad, y realizaron actividades para recaudar fondos, con la idea de que absolutamente todos pudieran ser de la partida.

En Villa Alpina, una localidad serrana muy pequeña, hay una escuela con seis alumnos a cargo de un maestro. Los siete esperaron a los rojenses, que llegaron alrededor de las once de la mañana, y luego todos se fueron a almorzar al albergue donde los viajeros se alojarían durante su estadía, ubicado en un camino de montaña y con un espléndido paisaje circundante.

Las actividades fueron de lo más variadas: realizaron caminatas, ascenso a cerros (incluido uno al Champaquí, en cuya parte alta vive una alumna de la escuela de Villa Alpina), cabalgatas, descensos en tirolesa, y varias más.

Los chicos la pasaron tan bien que ya tienen previsto volver. La escuela ya tenía el proyecto de organizar otro viaje para 2019, pero los chicos dijeron que no quieren visitar ningún otro lugar de la Argentina: lo que desean es ir nuevamente a Villa Alpina.

Fueron tres días de sana camaradería, en los que las comunidades educativas de ambas escuelas intercambiaron regalos, experiencias, y deseos de volver a encontrarse. Posiblemente esto se concretará pronto.

EL RELATO DE LA DIRECTORA

Verónica Argüello, la directora de la escuela de Los Indios, dio los primeros detalles sobre lo vivido durante el viaje. Explicó que "estamos absolutamente felices. Los días 6, 7 y 8 de noviembre pudimos viajar a Villa Alpina luego de haber trabajado muchísimo, todos, las familias, mucha colaboración de empresas de Rojas que nos dieron una mano para que se pudiera concretar este sueño, hacerse realidad".

"Fueron tres días realmente maravillosos e inolvidables para todos los que fuimos, tanto para los chicos como para nosotros, los adultos. Se portaron espectacularmente bien, una barbaridad, y el lugar se presta para eso, porque Villa Alpina tiene una tranquilidad como la de Los Indios. El albergue en el que paramos queda sobre el mismo camino, todo de montaña, y el hecho de ser un lugar total y absolutamente rural, hace que se asemeje a la realidad de ellos. No hay problemas de semáforos ni de calles, ni de autos que van y vienen. El riesgo es cero, entonces ellos se movían con total libertad. Lo único complicado era todo lo que había que subir y bajar en cada salida, eso nos cansaba; pero aparte de eso, todo espectacular", añadió Argüello.

"El primer día, apenas llegamos, ya nos habíamos puesto de acuerdo con el maestro en que íbamos a compartir el almuerzo. Llegamos a eso de las once de la mañana, nos esperaron y luego fuimos a almorzar al albergue donde nos alojamos –dijo después la directora–. Desde el comienzo el objetivo era que viajara la totalidad de los chicos, como realmente fue, y la realidad es que la parte económica no fue un impedimento para disfrutar de ese viaje. Trabajamos mucho junto a las familias y al personal de la escuela; hicimos pizza–cine, un evento lindo e importante, pasar una película y compartir pizza con las familias; hicimos rifas con donaciones de empresas de Rojas; y también una "pollada" bastante importante, para la cual empresas nos donaron cajones de pollos y por eso nos quedó bastante dinero de ahí."

Comentó que "la idea de hacer un nuevo viaje el año que viene siempre estuvo, y mientras estábamos en Villa Alpina, los chicos dijeron que no quieren ir a otro lugar de la Argentina a conocer; quieren volver ahí. Vamos a ver si en marzo empezamos a trabajar para que esa idea se concrete".

ALGUNOS RELATOS DE LOS CHICOS

A poco de retornar desde Villa Alpina, Córdoba, varios de los chicos de la escuela de Los Indios brindaron algunos relatos del viaje, que reproducimos a continuación:

"Nosotros fuimos con el objetivo de conocer la escuela, porque ya nos habíamos contactado con los chicos a través de las redes sociales. Es un lugar muy lindo, hay muchas montañas, y la pasamos muy bien."

"Fuimos a la escuela, conocimos a los chicos que no son muchos en ese pueblo, y la verdad es que el lugar es muy lindo. Hay muchas piedras de lindos colores, cascadas grandes, y un peñón, donde lo primero que hicimos fue caminar sobre unos puertes que estaban arriba de los árboles. En algunas partes nos daba miedo, pero pasamos igual. También nos tiramos por la tirolesa, eso también me gustó; y quiero volver."

"En el Champaquí vivía una chica, y nosotros subimos a visitarla. Nos cansamos mucho, pero con tal de pasarla bien, todo se puede. Todos nos portamos bien y no hicimos ninguna macana."

"En la escuela son seis, y cuando fuimos, les llevamos muchos regalos, un libro álbum en el que nos presentamos y contamos sobre Los Indios, y sobre nosotros también."

"Anduvimos a caballo, vimos las mulas, y yo tenía miedo y gritaba cuando me subí al caballo porque tenía miedo cuando se movía. Era un caballo alto."

"En el peñón había llamas; y se ve que se rompió una valla y salieron todas corriendo. La más chiquitita se enganchó una pata con una piedra y se lastimó. Le tuvieron que cortar la pata, pero ella andaba igual, con equilibrio, corría."

Gear SA

Clyfer