Pergamino comenzó a construir su planta de biomasa


Una asociación estratégica entre Seeds Energy y la cooperativa eléctrica, con participación de inversores locales. No incinerará: generará biogás a partir de desechos agropecuarios, de feedlot y de criaderos de pollos. (De La Opinión)

Comenzó la construcción de una planta generadora de energía a partir de biomasa en Pergamino. Se trata de un emprendimiento nacido de una alianza estratégica entre la cooperativa eléctrica de la localidad y la empresa Seeds Energy, inscripto en el programa RenovAr II del gobierno nacional, y financiado por inversores locales y crédito bancario.

El plazo de ejecución es de alrededor de diez meses para las obras civiles, y luego habrá otros sesenta días para la puesta en marcha y conexión a la red de distribución de energía eléctrica, a la que aportará unos 2,4 MW.

La inversión supera los 11 millones de dólares, con cien personas empleadas en la construcción y unos treinta puestos laborales cuando entre en funcionamiento.

La planta no sólo producirá energía limpia sino también varios miles de toneladas de fertilizante orgánico. Todo ello a partir del reciclado de residuos propios de la actividad agropecuaria, tales como marlos y chalas de las semilleras, y guano de los criaderos de pollos y feed−lot.

La planta pergaminense no incinerará los residuos; constará de tres biodigestores que producirán gas utilizando un nuevo proceso de fermentación anaeróbica con tecnología italiana.

Seeds Energy es una empresa argentina, conformada hace unos dos años, que se presentó con dos proyectos similares al RenovAr II: una planta de biomasa para Pergamino y otra para Venado Tuerto. Tras lograr la aprobación, firmó un acuerdo de transferencia de tecnología con la empresa italiana BTS Biogás −que cuenta con más de doscientas plantas similares diseñadas y construidas en Europa− y diseñó la ingeniería del proyecto con la participación de proveedores locales.

En septiembre pasado fue firmado el contrato de abastecimiento con CAMMESA (mercado mayorista eléctrico), y hace un mes la empresa cerró el convenio de financiamiento con el banco Itaú, lo cual permitió iniciar las obras civiles en forma inmediata.

El gerente de Seeds Energy, Héctor Tamargo, manifestó su satisfacción "por el hecho de ser unos de los pocos proyectos de energía renovable dentro de la categoría denominada “start up” que lograron conseguir financiamiento, especialmente en un contexto financiero complicado".

"Nuestra planta transformará más de 50.000 toneladas anuales de residuos agropecuarios de la región (principalmente chala y marlo de maíz de las semilleras, y guano de las granjas avícolas) en energía eléctrica limpia y sustentable a través de un proceso denominado fermentación anaeróbica. Estos desechos orgánicos (biomasa) serán recogidos en camiones, y una vez descargados en la planta los almacenaremos en condiciones especiales para evitar su degradación", explicó Tamargo.

La biomasa alimentará en forma constante a tres grandes biodigestores de 28 metros de diámetro y 8 metros de altura, dentro de los cuales se producirá la fermentación anaeróbica mediante la acción de bacterias y bacilos naturales.

Como resultado de esta fermentación se genera el biogás que contiene entre 55 y 60 por ciento de metano, que es purificado y luego se utiliza para alimentar un sistema de motogeneradores que producen la energía eléctrica. El subproducto obtenido en este proceso se denomina “digerido”, y se consume como biofertilizante orgánico muy rico en nutrientes.

La energía eléctrica será generada en forma constante las 24 horas, todos los días del año, a razón de 2,4 megawatts. Esto equivale al 4 por ciento del consumo de la ciudad. Esta porción de energía se sumará a la red de distribución de la Cooperativa de Pergamino, contribuyendo a mejorar la capacidad del servicio. “Cabe decir que, a diferencia de las plantas de energía eólica o fotovoltaica que son cíclicas, nuestro espacio tendrá una capacidad de generación constante a lo largo del año. A modo de ejemplo, la energía generada ayudará en gran medida a alimentar el Parque Industrial”, agregó el gerente.

Sobre las características que hacen a Pergamino una ciudad adecuada para emprender un proyecto de este tipo, consideró Tamargo que "hay varios motivos, y uno de ellos es que cuenta con un importante desarrollo de la industria agropecuaria, que es la generadora de biomasa, nuestro principal insumo. A su vez dispone de los recursos humanos y empresas de servicios altamente calificados en todos los niveles, también tiene un soporte técnico y académico de primer nivel a través de instituciones tales como la universidad, el Inta, escuelas agrotécnicas, laboratorios públicos y privados e instituciones de profesionales. También tuvimos una excelente recepción de la Cooperativa Eléctrica, que se convirtió en nuestro socio estratégico".

El capital será aportado a través del préstamo otorgado por el Banco Itaú y por recursos de capital efectuados por los accionistas e inversores locales, estimando que durante la etapa de construcción se generarán entre 80 y 100 puestos de trabajo, y luego durante la operación se crearán más de 30 empleos directos e indirectos.

Cabe agregar que Pergamino tiene en marcha otros proyectos de generación de energía limpia como el de la empresa Biowatt, que inclusive fabrica biodigestores domésticos y uno de ellos se puede ver uno en funcionamiento en barrio Güemes de la vecina ciudad.

(De La Opinión).

Gear SA

Clyfer