El taller de Mosenson terminará con un largometraje


La Clyfer se sumaría a la producción. El jueves seguirá adelante el seminario de improvisación actoral que coordina el reconocido director.

Continuará el próximo jueves el taller de improvisación actoral que coordina el reconocido director Marcelo Mosenson en el centro cultural Ernesto Sabato -para el cual aún hay dos vacantes-, con una novedad: el trabajo final que, según se había anunciado, sería la producción de un corto, en realidad será un largometraje, íntegramente producido en Rojas y, muy probablemente, coproducido por el grupo participante, la Clyfer y la dirección municipal de Cultura.

Mosenson comentó que las conversaciones con la cooperativa eléctrica y el municipio aún están en sus primeros tramos, pero desde todas las partes hay voluntad para llegar a un acuerdo que permita la producción de la película en nuestra ciudad. Los detalles se irán conociendo con el correr de los días.

Consultado sobre el desarrollo del seminario, explicó que "la convocatoria se armó muy rápidamente, y aún sin conocerme a mí, se armó algo muy bueno. Esta propuesta es distinta, una experiencia que yo vengo haciendo desde hace muchos años, cine de improvisación y a partir de eso ir construyendo una historia y los personajes".

"Las conversaciones con Cultura y con la cooperativa están avanzando, ellos están interesados en el proyecto, y estamos hablando sobre el futuro del proyecto. Lógicamente, esto lleva tiempo, no es de un día para el otro que va a estar todo definido, pero el interés está, y para mí es algo buenísimo, como para la gente que está participando. Esto va a permitir que el taller no sea un mero entrenamiento, que de por sí está muy bien, pero también está bueno tener las ambiciones altas", añadió.

Sobre los próximos pasos, destacó que "lo primero será determinar quiénes son los que van a seguir esto a largo aliento. Serán quienes sigan interesados en la propuesta y se puedan comprometer con el tiempo que lleva, meses, y hasta un año de trabajo. Habrá que ver. Después, cuando esté más avanzado, paralelamente se puede ir diseñando la producción, imaginando dónde se podría filmar, con quién, lo que llamamos viabilidad de producción".

Sobre la nueva idea de hacer un largometraje, sostuvo Mosenson que "si esto sale como ambiciono, será un largometraje realizado en Rojas con gente de acá. Es la apuesta de máxima. Luego habrá que ir confrontando con la realidad, pero yo creo que siempre hay que partir de ambiciones altas, inclusive si eso eventualmente implica fracaso, porque la única manera de ver si algo resulta o no, y sobre todo si se apuesta a cierto éxito. Proponerse algo difícil es cuando todos nos ponemos a prueba".

Sobre el rol de la Clyfer en el proyecto, explicó que "por nuestras primeras conversaciones, se trataría de trabajar en conjunto en la producción, el aspecto técnico como así los recursos humanos para filmar, con el apoyo de Cultura, y siempre está bueno investigar si eventualmente hay empresas que se quieran asociar, y si a nivel nacional pueden lograrse apoyos por ejemplo del INCAA, del Fondo Nacional de las Artes y de otros que yo conozco. Como todo proyecto, uno intenta distintas vías, compite con otros, y con las realidades y restricciones presupuestarias de los distintos lugares. Pero si uno confía, se arma".

Finalmente, expresó que "lo que sigue es seguir ensayando con esta técnica que siempre es nueva, aún para la gente que tiene mucha experiencia haciendo teatro, y demás. Y seguir las conversaciones con Cultura, con la cooperativa, y diseñar distintos caminos. No basta con conocerse, también hay que construir una confianza entre todas las partes, y eso se construye con el tiempo".

Gear SA

Clyfer