El despoblamiento, principal problema de Obligado


La directora de la escuela secundaria, Zulma Barreiro, habló sobre el sistema educativo de la localidad, vinculado a su realidad actual. Otros indicadores apuntan en el mismo sentido.

La directora de la Escuela Secundaria N° 1 de Rafael Obligado, Zulma Barreiro, dio detalles sobre el funcionamiento de todos los niveles escolares de la localidad, y destacó que el problema principal que enfrentan es la disminución, lenta pero progresiva y permanente, de la cantidad de alumnos (matrícula). Esto es fruto de un proceso más general que afecta al pueblo, como a prácticamente todos los del interior del país: el despoblamiento.

Barreiro asumió la dirección de la escuela hace más de tres años, y se encuentra muy cómoda trabajando allí. "Hay un compromiso importante en la comunidad, porque la escuela cumple con un rol social trascendente. Pero hay una problemática, la más importante en todos los niveles, que es la matrícula. Hablamos de una comunidad cuya población va decreciendo con el tiempo, y eso hace que siempre tengamos mucha preocupación por el "desgranamiento" de alumnos, lo cual obedece a que las familias se van. Como no hay fuentes de trabajo importantes, la gente se va en busca de otras posibilidades", explicó.

"La matrícula es una preocupación constante, y sobre todo en los niveles inicial y primario. La secundaria, al menos, se nutre de muchos chicos que vienen de zonas rurales. Hoy por hoy, tenemos una matrícula de noventa y un alumnos, pero con una expectativa que no va en proyectiva positiva, por lo que sigue siendo una gran preocupación. Cuando yo empecé teníamos ciento un alumnos. Es decir, he perdido diez alumnos, y lo digo así porque siento como si los hubiera perdido yo, aunque en realidad es porque sus familias se fueron a vivir a otros lugares. Ayer recibí la noticia de que otros dos alumnos se fueron, porque sus familias se trasladan a Rojas. Es el mayor problema para el futuro".

A pesar de ello, la escuela sigue trabajando con total empeño. Dijo Barreiro que "tenemos tres alumnos clasificados para las olimpíadas provinciales de matemática; este año tuvimos otro grupo involucrado en el Parlamento Juvenil; el año pasado hubo otros que participaron de las olimpíadas de biología y de matemática; otros que obtuvieron premios en los torneos bonaerenses... es una comunidad que trata de participar, en la medida de lo posible, de todos los proyectos".

La directora se refirió especialmente a uno de los proyectos de más trayectoria de la escuela, el diario "Polinforma", que acaba de ser incluido en un programa de proyectos productivos de base local. "Al diario lo elaboran los chicos en la misma escuela, y tiene continuidad gracias al aporte de ese programa", expresó.

Añadió que "es un programa de base local que "baja" del estado nacional, y nos piden a las escuelas que participemos de alguna experiencia que cubra expectativas locales. Al no contar Rafael Obligado con un medio escrito propio, decidimos adaptar este proyecto, que ya tenía once años, buscándole una vuelta para que pudiera continuar con otros actores institucionales. Esto requiere del trabajo de muchas personas, y sin ayuda de los jefes de departamento, de la referente del plan Mejoras, y de un montón de gente que se involucra, no lo podríamos realizar, porque es el armado de un diario y lleva mucho más tiempo extra del que podríamos dedicarle dentro de la escuela".

OBLIGADO, HOY

Rafael Obligado sufre por estos días un problema que no es extraño para casi ninguna de las pequeñas localidades ubicadas en el interior argentino, pero no por eso es menos preocupante: el éxodo de muchas de sus familias, el consecuente envejecimiento de su población, y el "enfriamiento" de su economía, de su vida y de su actividad como pueblo.

Esta dura realidad no significa que a sus pobladores les falte iniciativa. Todo lo contrario: Obligado invirtió en infraestructura cuando se radicó la escuela de policía Juan Vucetich; trabajó arduamente en su proyecto de convertirse en destino turístico; apoyó la creación del frigorífico donde históricamente funcionara la mítica empresa "La Ítalo Argentina"; y actualmente ve crecer día a día su flamante cuartel de bomberos, ya próximo a quedar inaugurado.

Sin embargo, el problema poblacional no deja de profundizarse, a pesar de los esfuerzos en contrario que realiza la comunidad.

Uno de los indicadores que dan cuenta de la situación es la matrícula de los establecimientos educativos, a la cual se refirió Zulma Barreiro. Pero hay otros.

El frigorífico cerró y no volvió a funcionar, dejando sin trabajo a alrededor de treinta personas, de las cuales un tercio, aproximadamente, eran residentes en la localidad. Decir que la Vucetich permanece abierta es un alarde de optimismo. La realidad es que funciona un pequeño equipo administrativo de policías, y un porcentaje ínfimo de la cantidad de profesores que tuvo cuando aún era escuela. Hoy es apenas un centro de reentrenamiento al que los efectivos de la región acuden dos días por año, no se quedan a dormir ni consumen nada en el pueblo, mientras la dotación administrativa y docente es mínima. Para la economía obligadense, la Vucetich no existe.

El proyecto de convertir a Obligado en un destino turístico acaparó un trabajo sumamente intenso durante varios años, realizado en colaboración con el municipio, con la delegación Rojas del INTA y otros aportes. Se logró la llegada de un primer contingente, y se ampliaron los contactos con nuevas agencias de viajes que incluirían a la localidad dentro de su oferta. Sin embargo, al decir de algunos de los participantes del proyecto, el "enfriamiento" de la economía del país fue general, y el negocio turístico no fue la excepción. Por ende, las agencias restringieron su oferta a las opciones más tradicionales, y dejaron de lado las innovaciones como las que Rafael Obligado proponía. Tampoco esto existe más, aunque siempre está latente la posibilidad de revivirlo si cambian las condiciones.

El cuartel de bomberos es, quizá, el único ejemplo de algo que va en sentido contrario, aunque hay que tener en cuenta que, lejos de ser un emprendimiento productivo, es algo que consume recursos externos en gran magnitud. Muy necesario, no obstante, por lo que es para aplaudir el hecho de que los obligadenses continúen dedicándole todo su esfuerzo.

Gear SA

Clyfer