Nueva Ley de Semillas: ¿Habrá que disfrazarse de indio?


De aprobarse el proyecto del gobierno, los originarios estarán entre los muy poquitos eximidos de pagar regalías de por vida, por el uso de cualquiera de las variedades actuales.

El nuevo proyecto oficialista de reforma de la Ley de Semillas otorga a las empresas derecho a cobrar regalías por el uso propio sin ninguna restricción temporal, informa el diario La Nación. Únicamente quedarán eximidos quienes practican la agricultura familiar y los pueblos originarios (de ahí la ironía contenida en el título, que sólo pretende ponerle un poco de humor a una situación angustiante, y de ninguna manera instar a incumplimientos de la ley).

Dicho proyecto establece que las empŕesas deberán informar el monto del canon que cobrarán en las primeras tres multiplicaciones, pero podrán seguir haciéndolo con posterioridad, inclusive de manera retroactiva, esto es, también podrá exigirse en aquellas variedades con título de propiedad otorgado con anterioridad a la entrada en vigencia de la reforma.

El proyecto para modificar la actual ley 20.247 será enviado en los próximos días al Congreso con el propósito de que sea aprobado en el transcurso del presente año.

El titular del derecho de una variedad protegida podrá requerir –sin restricciones de plazo– el “pago correspondiente a quien reserve y utilice semilla para su uso propio en cada posterior propagación o multiplicación de semilla para uso propio”. Los únicos agricultores que podrán seguir haciendo uso propio gratuito son los “inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf) y los pueblos originarios que en el contexto de prácticas de agricultura familiar o en un ámbito agrícola comunitario tradicional intercambien o vendan entre ellos semillas u otro material de propagación”.

El texto de la iniciativa además establece que “quien proporcione información o realice propaganda que, en cualquier forma, induzca o pudiere inducir a error sobre las cualidades o condiciones de una semilla”, podrá ser sancionado con una multa de hasta un millón de Unidades Retributivas de Servicio (suma actualmente equivalente a 31 millones de pesos).

Al respecto hay un trabajo muy interesante realizado por el abogado y productor rojense Juan Carlos Acuña, en el que se mencionan razones por las cuales este proyecto permitiría a las empresas apropiarse de recursos que no le pertenecen; por ejemplo, teniendo en cuenta que el producto de una cosecha no depende exclusivamente de la semilla sino también de la calidad del suelo, de las condiciones climáticas, de las prácticas agrícolas, etcétera. Sobre esto informará en breve El Portal de Rojas.

Gear SA

Clyfer