Esas noticias que siempre nos gustan...

Para los que hacemos periodismo, como para cualquier humano con corazón noble que se precie de tal, siempre nos gusta dar buenas noticias. Y para quienes nos ocupamos de analizar lo que ocurre con las actividades deportivas, siempre es más lindo, obviamente, hablar de victorias y no de derrotas, siempre es agradable hacer un comentario sobre cosas positivas.

Pero en el ranking de las informaciones, hay algunas que siempre cobran un relieve especial: aquellas que involucran a jóvenes, a las promesas incipientes que en base a muy buenos resultados comienzan a dejar el rótulo de proyectos para ir transformándose, a fuerza de éxitos, en realidades concretas, en esbozos transformados en concreciones, en noveles exponentes devenidos en deportistas a las que ya hay que empezar a tomar en serio.

La pelota ha sido para los rojenses un permanente motivo de satisfacciones, de la mano de quien puede considerarse, sin dudas, uno de los mejores deportistas de nuestra historia, si no el mejor: Marcelo Franco. Si fuera por popularidad, estaríamos obligados a elegir a un futbolista, pero a la hora de considerar los méritos, ocupan un mismo sitial Maradona y Fangio, Messi y Monzón, De Vicenzo y Vilas.

El brillo no lo da el deporte que practican sino el alcance de lo logrado. Ser campeón es tan difícil pateando la pelota como a bordo de un auto de carreras, es tan complicado a las piñas con un rival como tratando de meter la pelota en un cesto. Cada uno son sus bemoles, cada uno con sus características especiales, se juegue con la mano, con los pies o con ambos, para obtener un título hay que ser el mejor.

El fin de semana nos trajo una noticia de esas que, como titulamos, siempre nos gusta dar. Mirko Durich, un jovencito salido del cascarón (deportivamente hablando) hace poco tiempo, ya está empezando a dejar de ser un pichón, para transformarse en un gran proyecto de pelotari.

Haciendo experiencia –y ganando- en muchos torneos provinciales que viene jugando en distintas ciudades, se ganó el derecho a ser elegido entre los representantes de Buenos Aires que jugaron el Argentino de Menores en la ciudad de Bel Ville, donde se realizó el Campeonato Argentino de Cancha Cerrada, o trinquete, como quieran llamarlo.

Hace algunas semanas destacábamos en uno de nuestras editoriales el potencial de algunas promesas rojenses, entre ellas a Mirko, un pibe que se quedó con su primer logro gran deporte en el deporte que practica, y por lo visto que ama mucho ya que no para de darle a la pelotita, mejorando y creciendo día a día.

Desde El Portal queremos enviarle nuestras felicitaciones, acompañándolo en este momento de gran alegría para él, su familia, sus amigos, a toda la familia de la pelota a paleta rojense.

Mirko es, como ya hemos dicho, el responsable de dar una noticia de esas que nos gustan mucho...

Gear SA

Clyfer