El mejor

Hablando de deporte, muy a menudo solemos discutir sobre el concepto acerca de quién es el mejor.

Están los más "líricos", que defienden a ultranza el "jogo bonito" y ubican en ese lugar a, por ejemplo, el seleccionado holandés del 74, aquella Naranja Mecánica que marcó una historia pero que no pudo ganar un Mundial.

Del otro lado, los que se aferran a los números y ubican en el sitial más alto a equipos que jugaban "feo", amarretes, pero que eran muy efectivos, o si se quiere tenían más fortuna que sus rivales.

Difícil coincidir en esta cuestión porque los gustos son obviamente diferentes, aunque es imposible negar la realidad de las cifras, además, por supuesto, de entrar en el detalle fino del rendimiento individual y colectivo de cada uno de los integrantes de un equipo.

Nuestro caso de la presente editorial es El Huracán, sobre quien hemos escuchado decir en alguna ocasión que no juega bien o que podría rendir más, críticas que existen y que deben aceptarse, aunque existen argumentos muy sólidos para rebatirlas, o al menos poder pararse en la otra vereda de la opinión con certeza, no únicamente con sensaciones.

Vayamos por partes y analicemos algunos rendimientos individuales. Y aclaramos, sólo algunos porque son muchos los buenos jugadores de esta escuadra.

El campeón rojense tiene al mejor arquero, Tuto Speroni, que además de atajarse todo metió siete goles de penal. Tiene al mejor defensor, Fernando Hetem, lleno de experiencia regresó a su club para disfrutar del título. En el medio hay varios que ocupan el podio de los más destacados, como Guido Zambuto, José Almirón, Matías Taraborelli y Alex Barry, y en ofensiva Federico Verón y Pablo Gaitán son ambos palabra mayor.

En lo que respecta a lo colectivo, al volumen de juego del equipo, ha tenido momentos muy buenos, otros no tanto y algunos bajones, ninguno tan pronunciado como para preocuparse demasiado. Tal vez su "peor" momento pudo haber sido aquel partido de cuartos de final con Independiente de Indart, cuando el primero enfrentó al último y casi se produce el batacazo, evitado en la serie de penales. La final del certamen local también generó incertidumbre, frente a un Newbery que aquella vez dio mucha pelea y que muy cerca estuvo de forzar una finalísima, cosa que estuvo bastante lejos de ocurrir en el torneo regional.

Pasando a los números, hay que decir que El Huracán jugó este año 40 partidos, contando el Nocturno, Local y Alianza. Ganó 28, empató 8 y perdió 4. Si nos limitamos a los torneos más importantes, tomando el de verano como una competencia preparatoria, fueron 34 encuentros, con record de 24-6-4, es decir que el equipo dirigido por Raúl Speroni obtuvo el 76% de los puntos en juego. Indiscutible.

En los libros de la historia del fútbol rojense quedará escrito que el campeón de este año 2016 es El Huracán. Ganó todo y en la última década, con esta gran generación de futbolistas, vive el mejor momento deportivo de su historia, con ocho coronas, seis rojenses (2007, 2009, 2011, 2012, 2013 y 2016) y dos regionales (el Cuatro Ligas y el certamen de la Alianza del Noroeste).

Para nosotros, no hay dudas sobre qué equipo es el mejor...

Gear SA

Clyfer