Un buen momento

Hace algunos días se realizó en nuestra ciudad un festival de boxeo, el primero de esta temporada en un escenario local, bajo la organización del Círculo de Amigos y de la Escuela "Juan José Torres".

El hecho en sí no significaría tanto pero cobra relevancia por las características que tuvo, principalmente por la muy buena cantidad de representantes rojenses que hubo sobre el ring emplazado en esta oportunidad en el gimnasio cubierto del Club Argentino, donde una interesante cantidad de espectadores respondió a la propuesta.

Si analizamos la actualidad de este deporte a nivel argentino e internacional, llegaremos a una conclusión lejana a lo positivo. Esta noble y sacrificada disciplina no atraviesa por su mejor momento en otros ámbitos, con pocas figuras en todos los planos. Lejos quedaron las épocas de Tyson, Leonard, Durán y Hagler, y más lejos los tiempos de Monzón, Locche y Alí, por nombrar a algunos de los que brillaron en los cuadriláteros aquí y allá a lo lejos.

Pero por estos pagos hay buenas señales, como también seguramente ocurre en otros lugares donde se empieza a respirar un aire mejor.

En Rojas, con empeño, amor propio y poniendo plata del bolsillo, la Escuela de Boxeo "Juan José Torres" se va consolidando de la mano de su responsable, Amadeo Ascensión, y su grupo de colaboradores. Lograron el sueño de tener el ring propio, algo que Rojas no contaba desde ese momento esplendoroso de los festivales en el Club Sportivo, han adquirido materiales y, sobre todo, hay una buena cantidad de jóvenes que abrazan este deporte.

Los hay nuevitos, con rodaje medio y avezados, algunos con muchas condiciones y otros con menos aptitudes que irán tratando de adquirir con el tiempo, pero la cuestión pasa principalmente por estar, por abrazar un deporte, meterse en el gimnasio casi todos los días y cuando se dan las condiciones, realizar presentaciones oficiales.

En la noche del viernes pasado se pudo confirmar esto. Unos cuantos pugilistas que además consiguieron muy buenos resultados, buenas promesas y la posibilidad de tener una pelea profesional, que es muy difícil de concretar por los costos que demanda hacerlas. El protagonista principal fue Andrés Lúquez, que ganó la segunda de dos que lleva como rentado y confirmó todo lo bueno que se espera de él.

En épocas difíciles, el boxeo rojense da buenas señales.

Gear SA

Clyfer