El periodismo que hacemos

A riesgo de invadir terreno y salir de lo estrictamente deportivo, que es lo que concierne a nuestros editoriales deportivos, queremos resaltar en esta ocasión, y si es necesario aclarar para aquellos que no lo tienen tan claro, de qué forma entendemos la tarea de hacer periodismo en El Portal.

Desde hace varios años estamos haciendo esta página web con el objetivo de brindar una alternativa distinta, ni mejor ni peor, a las otras expresiones de prensa que tiene Rojas, una ciudad marcadamente prolífica en este sentido. Tenemos diario, semanarios, radio, televisión, internet, algo que muchos creen exagerado porque estamos en una urbe pequeña pero que en realidad es muy interesante por la diversidad de opciones y enfoques que cada uno le da a cada noticia.

Nuestra premisa es “subir” en la forma más pronta posible lo que ocurre en las distintas actividades deportivas, tratando de cubrir la mayor parte de las disciplinas que podamos, obviamente dentro de las lógicas limitaciones que cualquier medio tiene. Porque no hace falta decir que nadie, por una cuestión de costos, puede tener un periodista para el fútbol, otro para el básquet, otro para el tenis y así para cada deporte. En casi todos los casos, es una persona la que hace todo, o para decirlo mejor, todo lo que puede.

Intentamos no hacer periodismo de periodistas pero debemos decir que no estamos “alineados” con el estilo de algunas publicaciones que, a nuestro criterio, exponen como reales informaciones que no existen como tales, brindando datos alejados de la realidad, basados en alguna opinión de personas que basan sus dichos en el disgusto o la disconformidad hacia la actual gestión de gobierno, del mismo modo que ocurría con el intendente y funcionarios anteriores, de quienes se dijeron cosas que eran verdades y muchas otras que no eran tales.

Jamás saldremos a responder o a buscar datos solamente para “responder” o rectificar esas informaciones porque, respetuosos de lo que cada colega hace, creemos que la réplica debe quedar expuesta en el mismo medio donde se publicó la primera noticia. Si en un diario, por ejemplo, se informa sobre algún hecho y el protagonista quiere derecho a réplica, debe ser el mismo diario el que le dé la posibilidad de expresarse.

Tratamos siempre de ser respetuosos y jamás diremos que un deportista es un “tronco” porque erró un gol o que alguien no está capacitado para tal o cual función porque, en definitiva, no somos especialistas. Sería muy arrogante de nuestra parte creernos eso y criticar sin fundamentos ni análisis serio de cada episodio.

Del mismo modo que el peor error de un árbitro es cobrar algo que no pudo ver, el pecado más grande de un periodista es observar e intentar crear problemas donde no los hay y ensalzar virtudes de quienes no las tienen, defenestrando a los que intentan hacer las cosas bien y que pueden fallar por ese afán de tratar de producir actividades superadoras, ofrecer oportunidades distintas y sacudir la modorra que genera la monotonía de hacer siempre lo mismo.

Gear SA

Clyfer