Para empezar, buenas noticias

Nuestro Rojas, al igual que en todo el país, se prepara para asistir a un nuevo período de su vida democrática, que se producirá el 10 de diciembre (dentro de un “ratito”, nada más), ratificando la vigencia del sistema de gobierno que los argentinos recuperamos allá por 1983, tras los nefastos años de la dictadura, y que, con todas nuestras diferencias a cuestas, debemos seguir defendiendo.

No son días sencillos para nadie, ni para los que dejan sus cargos ni para los que vienen. Los “derrotados” sufren, en una muy buena parte, el síndrome del alejamiento del poder, enfermedad cuyos síntomas se pueden ver en muchos distritos y que han sido motivo de mucho espacio en la prensa nacional. Los “entrantes” sufren por la incertidumbre de no tener claridad sobre la situación que encontrarán porque el traspaso está siendo cuanto menos complicado, por no decir traumático.

En lo que respecta a Deportes, área que ocupa nuestras editoriales una vez por semana, lo más importante no es lo que ocurre en estos días sino lo que se viene, los anuncios de la nueva conducción municipal acerca de los programas que se seguirán concretando, dos de ellos con fecha de realización muy poco después de la asunción.

Uno de esos programas es la Colonia de Vacaciones, creada hace más tres décadas por la gestión de la UCR y prolongada en el tiempo por las distintas administraciones, del color político que fueren y con la impronta que cada director de Deportes le quiso dar. Es algo que todos los niños y sus padres esperan con ansias y que ya el nuevo intendente ha ratificado, sabiendo que no todo pasa por actos políticos que le den el gusto a los ciudadanos sino que en este caso es casi una necesidad. Podría pasar enero sin la Colonia pero su suspensión dejaría un vacío importante para muchísimas familias ya que no se trata de sacarse de encima a los pibes , como algunos creen, sino de darles la posibilidad de hacer nuevos amigos, inculcar valores de convivencia sana, fortalecer el espíritu de de grupo, aprender natación y otras actividades tan saludables para quienes están en pleno proceso de crecimiento y aprendizaje.

La Colonia se hará, con características distintas en algunos aspectos, como siempre ha ocurrido según el criterio de quien tenga a cargo esa área municipal, continuando lo que nunca debería terminarse. Por el bien de nuestros niños.

Otro acontecimiento importante en este cierre de año es la Fiesta del Deporte, que en la actual gestión estiró su fecha a comienzos del año que seguía pero que en esta ocasión volverá a tener lugar el 20 de diciembre, como fue tradición. Juega en contra el poco tiempo que habrá entre el cambio de intendente y la celebración deportiva rojense por excelencia pero habrá entrega de premios, posiblemente también con cambios por eso del sello propio que cada gobierno le da a las acciones que realiza, sin perder el espíritu de cada evento.

Para más adelante quedará hacer un balance de estos cuatro años y nuestras propuestas para lo que viene, pero por ahora lo más importante es lo urgente, y en eso, felizmente, hemos podido saber que se está trabajando mucho para desarrollarlo de la mejor forma.

Gear SA

Clyfer