El deporte y las inundaciones

Difícil es escribir algo relacionado con las actividades deportivas en estos días donde el tema más importante –y delicado– es la muy difícil situación que atraviesa muchísima gente a raíz de las lluvias, que han provocado inundaciones y evacuados de a miles en varias ciudades de esta región.

Como es obvio, las instalaciones deportivas se han visto muy afectadas y en muchos lugares han quedado tapadas por el agua, como es el caso de nuestra ciudad, donde el más crudo ejemplo de la catástrofe se puede observar en el predio del Club de Pescadores, lugar que está cubierto casi en su totalidad de una forma nunca vista.

El mal clima provocó, entonces, que no hubiera competencias ni de fútbol, ni de hockey ni de nada, porque lo único que podría haberse hecho pudo haber sido en un gimnasio cerrado pero hay que agregar que varias rutas están o estuvieron cortadas y viajar es directamente una locura, arriesgarse a sufrir un accidente de forma innecesaria.

En Rojas la inundación no se ha sentido tanto como en otras partes, aunque lamentablemente hay vecinos que sufren porque el agua se metió en sus viviendas, pero en Salto, Arrecifes, San Antonio de Areco, por nombrar solamente algunas ciudades, lo que está ocurriendo es terrible.

No es momento de hablar de deportes porque la prioridad es otra y pasa exclusivamente por ayudar a quienes sufren las consecuencias de la inundación y ponerse a trabajar de una vez por todas para hacer las obras que eviten que se repita, controlando canales clandestinos en los campos y haciendo los canales que correspondan, dragando ríos y todo lo que sea necesario.

Porque la solución no es mandar colchones, comida, agua y alojar a los damnificados en un club o una escuela... la solución es hacer las obras...

Gear SA

Clyfer