Un fin de semana muy triste...

El que pasó fue, sin dudas, un fin de semana de esos que nunca quisiéramos tener, donde la tragedia fue la protagonista en la tarde del sábado, a unos pocos kilómetros de Carabelas, donde en un accidente automovilístico fallecieron tres miembros de la familia Alonso, el papá y dos de sus hijos.

Todos estaban muy ligados a la actividad deportiva del Deportivo Unión, específicamente el fútbol, ya que los dos jovencitos se desempeñaban en las divisiones juveniles del “León”. Precisamente con ese fin viajaban hacia la mencionada localidad, donde jugarían las finales del torneo “Apertura” de la Liga local.

La desgracia, por causas que aún no se han conocido oficialmente (no nos parece adecuado hablar de imprudencia hasta que los peritos policiales lo ratifiquen), la camioneta en que se desplazaban los infortunados colisionó con otro rodado y el saldo, como quedó dicho, fue terrible, el peor que podía imaginarse.

Todo lo que se pueda agregar está de más, y por eso comentar que la Liga suspendió la fecha del domingo es anecdótico, sólo una información irrelevante ante tanto dolor que invade a toda la comunidad carabelense por la irreparable pérdida.

Porque no existe la manera de poner en palabras lo que se siente en un momento como estos.

*********

Como nuestra mecánica es hacer una editorial por semana, podríamos incluir en este comentario otros temas que ocurrieron el fin de semana que pasó y lo que viene en estos días, como la muy buena organización y el hermoso circuito que presentó Pescadores para las competencias de ciclismo, la increíble programación de la Liga que dispuso que el sub 17 juegue semifinales el viernes y la final el sábado, y la expectativa que genera la presentación de Ronan Sánchez en los Juegos Panamericanos en la noche de este martes.

Lo que pasó el sábado es demasiado triste como para hablar de otra cosa...

Gear SA

Clyfer