Bochornos, oportunismo y casi nada claro en el cierre de alianzas

El miércoles vencerá el plazo para inscribir alianzas con vistas a las elecciones primarias a realizarse en agosto, y la situación en Rojas dista de estar resuelta, aunque algunas cosas ya están bastante claras.

Mientras el oficialista Encuentro por Rojas muestra como posibilidad más concreta la de coronar con un bochorno sus cuatro años de gestión virtual (no real), el Frente para la Victoria podría ser la víctima principal de tal bochorno; y por el otro lado, el radicalismo ve cristalizada su división luego de que la Convención Provincial decidiera ayer ratificar el acuerdo con el PRO y la Coalición Cívica.

El PRO, por su parte, podría verse obligado a actuar como anfitrión de una interna en la que por lo menos un "peso pesado" estaría participando (aunque podrían ser dos, y hasta tres), y el único sector que parece tener el camino allanado es el frente integrado por el GEN, el Partido Socialista y Libres del Sur, al que la convención reunida ayer en Almirante Brown liberó (para bien o para mal) de radicales.

EL PARTIDO DE GOBIERNO

Ya es un secreto a voces que Encuentro por Rojas, el partido de los Caso, abandonará el massismo en las próximas horas. En su seno hay dos posturas enfrentadas, y la que asoma como más plausible es la de que el espacio retorne al Frente para la Victoria y se cobije bajo la amplia manta electoral anaranjada que ha tendido Daniel Scioli.

Esto significaría un bochorno, porque durante tres de sus cuatro años de gobierno el casismo se mantuvo dentro de un movimiento político aventurero, lo cual si bien le permitió al Intendente jugar al fútbol y asistir a acontecimientos sociales en Tigre (a título personal), hizo que Rojas se distanciara de la administración bonaerense, con los resultados por todos conocidos.

Sería realmente bochornoso que, luego de tres años en que en el distrito no hubo obras de envergadura por la equivocada decisión gubernamental de alinearse con un sector político irrelevante y destinado al fracaso, Martín Caso retorne ahora a las fuentes, no para beneficio de la ciudad sino para el propio: necesita un apoyo potente para lograr su reelección, o el triunfo de su hermano, o el de su Secretario de Salud.

Lejos de la Provincia para jugar al fútbol en Tigre, los rojenses pagamos el precio de tres años de atraso; y ahora el gobierno podría volver, no por el bien de Rojas sino por una cuestión electoral; para garantizar cuatro años más de dinosaurios y larguiruchos. Una vergüenza.

La otra opción es encolumnarse detrás de la candidatura de Mauricio Macri, sostenida por otro sector interno de Encuentro por Rojas, aunque con menor grado de factibilidad.

UNION CIVICA RADICAL

La UCR está dividida, como es de dominio público. Uno de los sectores, el que propicia la candidatura a Intendente del ingeniero Claudio Rossi, anunció hace rato su pleno acatamiento a lo dispuesto por la Convención Nacional y trabaja para continuar su campaña en las listas del PRO, con Ernesto Sanz como precandidato presidencial para las PASO.

El otro sector, que impulsa la candidatura del abogado Leonardo Armellini y cuenta entre sus filas con el diputado provincial Gustavo Vignali, vio ayer frustrada su esperanza de que la Convención Provincial habilitara a los comités distritales a realizar alianzas diferentes, incluidas las candidaturas presidenciales, de acuerdo con su interpretación del Artículo 5° de la Convención Nacional del partido.

La Convención Provincial reunida ayer en Almirante Brown ratificó el marco de alianzas decidido a nivel nacional con el PRO y la Coalición Cívica, y si bien admitió la posibilidad de que en los niveles distritales sean incorporadas otras fuerzas políticas, no podrán serlo en el marco de una alianza distinta, tal como pretendía el sector de Vignali-Armellini. Esto los aleja de toda posibilidad de acuerdo con sus socios históricos, el GEN y el socialismo, que deberán "jugar" solos en las PASO y en la general.

EL PJ - FRENTE PARA LA VICTORIA

El justicialismo local está hoy dividido, sobre lo cual hay información oficial. Por un lado está el sector que ya propuso las candidaturas del médico Roberto Koch para Intendente y del licenciado Ariel Paniagua como primer concejal. El otro sector del PJ tiene decidido que esos lugares serán cubiertos por la abogada Carina Freitas y por el médico Realdo “Agú” Peretti.

Para este último sector aún quedan nubes en el horizonte, pero ya no son las mismas que le oscurecían el porvenir hasta hace unos pocos días. El acuerdo con uno de los grupos históricos del peronismo, cuya cara visible es la ex concejal y ex Secretaria de Desarrollo Social Corina Cuitiño, parecería estar cerrado; pero sobre su futuro se cierne una posible decisión del gobernante Encuentro por Rojas de participar de la interna del Frente para la Victoria.

¿Qué ocurriría si los Caso decidieran sumarse al FpV? Eso está hoy más allá de cualquier posible especulación. Desde ambos sectores peronistas han manifestado que sus decisiones están firmes y que continuarán cada uno por su camino, ocurra lo que ocurriere. Pero para el miércoles faltan aún tres días, y mucha agua podría correr bajo el puente.

GEN-SOCIALISMO

El GEN y el socialismo, a quienes ya se ha sumado Libres del Sur, parecen tener todo encaminado. Resuelto ya que ningún sector radical se sumará a su espacio, hasta hoy estarían decididas las candidaturas de Graciela González de Abril a Intendente Municipal, y las de David Mongay y Natalia Palmieri en los primeros puestos de la lista de concejales.

La suerte que podría correr este espacio en las elecciones generales no es fácil de predecir, dado que a su histórico (y limitado) caudal de votos podría sumarse una cantidad imponderable de sufragios provenientes de votantes radicales descontentos con la decisión de su Convención Nacional, y que por diferencias ideológicas no votarán a Macri.

EL PRO

Alfredo Della Savia parecía tener el camino despejado hacia las elecciones generales, ya que es el único candidato, hasta el momento, reconocido por el PRO. Claro que esto cambió a partir de la Convención Provincial del radicalismo, partido que se sumará a competir en la interna de ese espacio.

Esto significa que, al día de hoy, en las primarias del PRO competirían tanto Alfredo Della Savia como el sector radical encabezado por Claudio Rossi y, posiblemente, también el que propone la candidatura de Leonardo Armellini.

La posibilidad de que el GEN y el socialismo se sumen a este espacio está descartada, ya que ninguno de ambos sectores está dispuesto a participar de una interna en la que, luego de las PASO, todos deberán encolumnarse detrás de Mauricio Macri como candidato a Presidente. La única posibilidad distinta radicaría en un triunfo de Ernesto Sanz en las PASO, algo que todo el mundo descarta y que sería un verdadero milagro.

Y como frutilla del postre, el PRO mantiene la incertidumbre respecto de lo que decidirán los Caso. Hasta hoy, que se inclinen por participar en las PASO aliados con el PRO es la alternativa menos probable; pero en el seno de Encuentro por Rojas hay partidarios de hacerlo, por lo que nada está descartado aún. Si tal fuera la decisión, las primarias del PRO serían un virtual anticipo de la elección general, con el Frente para la Victoria como única alternativa externa.

Gear SA

Clyfer