Una obra que sirve...

En épocas donde por nuestros pagos –y por tantos otros– no se ven tantas obras de gran magnitud, siempre es importante que, aunque sea en menor magnitud, se sigan haciendo cosas.

Para algunos pueden parecen algo magnífico y para otros apenas algunos ladrillos arriba de otros ladrillos, todo según la “camiseta” con la cual se mire, pero siempre es plausible que se continúe realizando algo. Porque incluso la relevancia no la da solamente el tamaño de lo que se inaugura sino su uso, el destino y beneficio que representa para quienes lo utilizan.

Desde El Portal hemos marcado en muchas ocasiones distintos aspectos con los que no estamos de acuerdo pero en esta oportunidad se debe marcar como algo positivo la reciente inauguración del sector de baños en el Paseo de la Ribera, un espacio público que seguramente deben ser el más elegido por los rojenses, especialmente durante los fines de semana.

Un lugar a metros del río y con potencial incalculable para seguirlo dotándolo de comodidades, con parrillas, mesas, bancos, canchas de vóley de playa, la pista de ciclismo y juegos infantiles, no tenía hasta el lunes pasado su sector de sanitarios, con lo cual quienes decidían concurrir a ese hermoso espacio debían aguantarse las ganas o volver a su casa a la hora de cumplir con sus necesidades fisiológicas. O buscarse un lugar escondido, lejos de la vista del resto...

Sobre fines del año que pasó hicimos una larga lista de deseos que incluían el Polideportivo, la pista de atletismo y otros “regalitos” que le pedíamos a Papá Noel y a los Reyes Magos, y esta obra bien podría haber estado en esa nómina de pedidos a cumplir y que felizmente se ha visto realizado.

Por volumen no parecerá la gran obra que muchos esperan pero pera quienes asisten al Paseo de la Ribera, que no son pocos, seguramente están muy agradecidos de contar con esta comodidad...

Gear SA

Clyfer