Tiempos difíciles para el Tricolor

En el espectro deportivo de nuestro medio las instituciones podrían clasificarse de dos maneras: las que tienen un grupo de fieles seguidores y que alimentan una sana rivalidad con otras, y las "neutrales". Las del primer grupo son principalmente las futboleras, que no reciben la simpatía de los demás porque siempre está la competencia de por medio, y las del segundo grupo, aquellas a las que se vuelcan todos, sumando entre sus adeptos a los propios simpatizantes de las primeras.

Uno de los clubes que puede considerarse como "de todos" es Sportivo, incluido en el mismo rubro que otros como el Centro Español y el Club de Pescadores. Los billaristas juegan contra rivales de otros lares, los basquetbolistas tricolores se miden con rivales foráneos y Pescadores le apuesta al turismo y la recreación, sin "enfrentarse" a otros de nuestra misma ciudad en un campo deportivo.

Uno de esas entidades, Sportivo, no atraviesa su mejor momento, en lo que es una crisis institucional que viene de hace algún tiempo y que, con altibajos, concreciones y proyectos que no han podido realizarse, se ha venido extendiendo en los últimos tiempos. Es excelente lo que han hecho los chicos del básquet, consiguiendo títulos a granel, pero la realidad indica que el club no es el mismo de hace una década, en aquellos momentos impresionantes de la Liga Nacional de Voleibol y más tarde con esa superlativa labor en el Provincial y un año en la Liga B de baloncesto.

Y no es que todo se mida por los resultados pero esas etapas han marcado una declinación en la vida de Sportivo, que a pesar del esfuerzo y las ganas de los dirigentes que han pasado en los últimos años no ha logrado sostener el brillo, una labor que reconocemos no es sencilla en épocas donde la gente no tiene tanto tiempo para lo social y mucho menos para involucrarse en una comisión directiva, con unas cuantas excepciones, por supuesto, que merecen todo el respeto y reconocimiento, más allá de lo que cada uno pueda lograr.

Por Alem y Paso se producido hace pocos días la renuncia de la actual conducción, con lo cual por estos días el club está acéfalo ya que no ha habido información acerca de alguna asamblea o reunión que permita armar una nueva CD. Hay comentarios bastante ciertos acerca de que el tema podría empezar a encaminarse pero aún nada concreto como para decir que la institución tiene nuevo presidente y un grupo de allegados que se haga cargo de conducirlo.

Puede ser un momento ideal para empezar una nueva etapa amalgamando juventud y experiencia, combinando la fuerza de los nuevos con la sapiencia de aquellos que pasaron por el club, que ya peinan unas cuantas canas y que, aunque sea a modo de colaboración, pueden aportarle muchas cosas.

Esta es, para El Portal, la mejor manera de integrar una comisión, pero de la manera que sea, urge que Sportivo vuelva a tener alguien en el timón para encaminar un barco que ha sabido navegar con prestancia durante mucho tiempo, que en la actualidad navega entre arrecifes y que necesita encontrar en breve a dirigentes que eviten el naufragio...

Gear SA

Clyfer