Querido Papá Noel:

Hoy es día de escribir el editorial deportivo pero como no sé si tendré tiempo de hacer ambas cosas, primero voy a ocuparme de dejarte mis pedidos en la inminente Nochebuena. Trataré de ser breve y no demasiado exigente porque sé que seguramente recibirás millones de cartas desde todo el mundo y no te sobra el tiempo para leerlas a todas, salir a comprar los regalos y repartirlos.

Quiero pedirte que en el año que empezará en pocos días le des a nuestros dirigentes sabiduría, sentido común y una profunda convicción de que las instituciones son de todos y no de un directivo que es parte de sólo una pequeña porción de la historia de esa entidad. Claro que si hace cosas buenas, mucho mejor...

Quiero pedirte que los políticos no hagan muchas promesas que saben que no van a poder cumplir y que cuando se saquen una foto, sea porque algo ya está terminado. Para explicártelo mejor, prefiero que salgan en el diario cuando están cortando las cintas que cuando ponen la piedra fundamental ya que tengo cierto temor a que en este año de elecciones anuncien mucho y concreten poco.

Quiero pedirte que sean muchos más los que puedan dedicarle una porción de su tiempo a aportarle algo a los clubes, que en ese ámbito se mire más a los más chicos para fortalecer el semillero y no tanto hacia los más grandes porque sin cimientos un edificio difícilmente pueda mantenerse en pie mucho tiempo.

Quiero pedirte que de una vez por todas puedan darse algunos pasos concretos para tener un Polideportivo, una pista de atletismo (como corresponde, no marcada con cuatro conos), una casa del deportista (en otra oportunidad te daré más detalles), que se fomente el turismo ofreciendo lo bueno que tiene Rojas (si es con algún especialista el tema incluido, mejor), que se controle la salud de los deportistas en forma sistemática y organizada. Y podría seguir pidiendo pero ya sería mucho, con algo de esto me conformaría.

También quiero pedirte que se pueda instrumentar algo así como un Ente Municipal del Deporte, donde las empresas puedan volcar fondos para repartir a nuestros deportistas que no tienen recursos (la mayoría) y que muchas veces ven peligrar su continuidad por no poder afrontar los gastos que requiere entrenar y competir. Eso sí: te pido encarecidamente que si se crea ese organismo, sea independiente porque si lo politizan, no va a durar mucho. Mucho más cuando hay dinero de por medio.

Te pido encarecidamente que nuestros niños y jóvenes se puedan mantener lejos de tanta porquería que los rodea y amenaza ahogarlos. Y pensándolo bien, claro que el deporte es fundamental para esto: si un pibe juega a la pelota, es más probable que lleve una vida sana y no se meta en algún problema. Como, casi seguro, tampoco lo va a hacer si se sube a un escenario a actuar, si va a la academia de danzas o a aprender a cantar.

No hace falta que los regalos lleguen envueltos con papel bonito y un moño, con que los traigas es más que suficiente. Porque estoy un poquito cansado de los adornos en forma de palabras bonitas, y también un poco harto de los paquetes grandes con contenido insulso.

Y como voy perdiendo la confianza en que algo terrenal o humano haga posible que se concreten mis deseos, recurro a vos, Papá Noel, para ver si puedo recibir mis regalitos...

Gear SA

Clyfer