El futuro y la actualidad...

Se acerca el final del año y, como hemos dicho en un editorial anterior, es tiempo de empezar a hacer el balance y destacar los hechos que han sobresalido en esta temporada, y de hablar del futuro.

Así, en nuestro anterior comentario hemos resaltado la conquista de un nuevo título por parte de los juveniles del básquetbol del Club Sportivo, y en esta ocasión debemos dedicarle un párrafo especial al automovilismo, disciplina en la que ha sobresalido Marcelo Alunno en la categoría Fórmula 4 NG.

El piloto local, lleno de condiciones pero con las dificultades lógicas para reunir el dinero que hace falta para afrontar cada carrera, finalizó subcampeón en una categoría muy interesante, donde se reúnen unas cuantas promesas tratando de hacer experiencia, esperando dar el salto hacia otras especialidades "tuercas".

El esfuerzo ha sido mucho, el equipo de Marcelo ha recibido mucha colaboración pero indudablemente se le hace difícil seguir adelante ya que pensar en dar un salto se traduce en tener más sponsors y otro nivel de apoyo no tan sencillo de conseguir, aunque no imposible.

Se nos ocurre que habría que encontrar la manera de brindarle a Alunno la posibilidad de tener el sustento para seguir arriba de un auto de carrera, de la misma forma que muchas veces se han armado peñas para otros pilotos, porque estamos hablando de un deportista joven, que ha mostrado permanente superación a lo largo de los años que viene estando al frente de un auto de carrera.

En las redes sociales se anunció como la última carrera de Marcelo Alunno. Ojalá Rojas haga posible que no sea así.

***********

Inmerecido sería dejar pasar en nuestro editorial lo sucedido el lunes pasado, cuando se jugó la final del torneo local de la división superior, donde el equipo del Club Carabelas logró el título del año, logro que no alcanzaba desde 2006 y que para alcanzar debió "sudar la gota gorda" ante un rival, Argentino, que estuvo mucho más cerca en el tiempo reglamentario pero que no logró convertir y entonces en los penales el rojo fue más efectivo y se dio el gustazo de disfrutar de la vuelta olímpica.

El equipo de la localidad está teniendo un año inolvidable, de esos que es muy difícil repetir, ya que desde esta noche jugará la final del Seis Ligas frente a Barracas de Colón. La apuesta a un mix de jugadores del club que regresaron, varios juveniles que rindieron superlativamente y refuerzos que cumplieron con creces, le da dado resultado al rojo, que tiene la oportunidad de redondear la temporada con el máximo logro en el Seis Ligas, donde, de conseguirlo, inscribiría el nombre de Rojas por primera vez, de la misma forma que cuando era el Cuatro Ligas lo hizo El Huracán.

Gear SA

Clyfer