Ganadores y perdedores...

Por segundo año consecutivo, el torneo Seis Ligas tiene la particularidad de jugarse en su instancia decisiva en formato de play off pero con un condimento poco frecuente en las competencias futbolísticas: la doble eliminación, o llamado de otra forma el "doble nocaut".

No existen antecedentes conocidos sobre otros certámenes de este deporte donde un equipo pierde en la ronda de eliminación directa y tenga la oportunidad de seguir en carrera pero así está armado el campeonato, y así hay que jugarlo. Antes se prefería hacer dos fases de grupos, jugando todos contra todos en cada zona, y con una fase definitoria de ida y vuelta donde el que ganaba seguía y el que perdía se quedaba afuera.

Ahora los clasificados de las zonas siguen algunos por la fase de ganadores y otros por la de perdedores, estratos en donde hay elencos rojenses en ambas instancias, es decir que mientras algunos disfrutan de la tranquilidad de jugar al menos dos partidos más tras los octavos de final, otros no pueden dar otro paso en falso si quieren seguir en competencia.

Entre los ganadores hay que remarcar la tarea que viene desarrollando el Club Carabelas, que ahora no solamente tiene una localía muy fuerte sino que ha empezado a ganar de visitante en el momento clave. Antes fue en Ascensión y ayer en Arenales, sacando diferencia que el rojo tratará de ratificar el domingo que viene cuando juegue la revancha, donde buscará meterse entre los ocho mejores. Y además el equipo carabelense tiene en su agenda la finalísima rojense, un objetivo prioritario para intentar lograr el título que no consigue desde hace varios años.

Por la misma ronda, no corrió la misma suerte Juventud, que perdió como local con Agustina 3 a 1y precisa ganar por la misma diferencia cuando viaje el fin de semana que viene para forzar los penales o por tres goles o más para clasificar directo, tarea muy complicada pero no imposible para un equipo que viene de dar vuelta la serie anterior jugando fuera de su estadio.

El martes, en Barrio Progreso, el otro elenco rojense que sigue entre los ganadores, Newbery, empezará a dirimir su llave con el otro "aviador", el de Junín, que juega este certamen.

Por el lado de los perdedores, el sorteo determinó que se crucen dos rojenses, con lo cual desde la próxima instancia habrá un equipo menos en el Seis Ligas. Argentino logró ganarle de visitante a Boca Juniors y adelantarse en la serie. Los albicelestes, al igual que Carabelas, juegan este certamen regional pero tienen la mira en dar la vuelta olímpica que, en el caso de la escuadra de Barrio Unión, no se produce desde hace más de una década.

El que tiene su duelo pendiente es El Huracán, que no sabe cuándo jugará y ni siquiera conocer el rival porque en principio se iba a medir con Rivadavia de Junín pero como este club protestó el partido ante Sarmiento (reclamo que prosperaría), lo más probable es que deba chocar con Sarmiento, encuentro cuyo primer capítulo sería en condición de visitante posiblemente el miércoles o jueves.

Así sigue el Seis Ligas para los de Rojas, entre ganadores y perdedores, con final local pendiente y todavía muchas emociones por venir...

Gear SA

Clyfer