Fomentar el semillero...

Más de una vez nos hemos referido a la importancia que viste para cualquier actividad deportiva el desarrollo de las categorías menores, el fomento de la presencia de niños y jóvenes en los clubes para comenzar a desarrollar aptitudes y la puesta en marcha de programas que estimulen la llegada masiva de los púberes al deporte.

No descubrimos la pólvora diciendo esto pero nos queda la sensación de que hace falta seguir machacando la idea para que se haga carga en la cabeza de los dirigentes, muchas veces más preocupados por armar un super equipo de primera división para dar una vuelta olímpica, que es muy linda y emocionante, es cierto, pero que no va más allá de eso: el festejo, la inscripción en la galería de campeones y punto. Para la estadística es algo fenomenal pero para la vida de una institución, mucho gasto y poco rédito a futuro.

El fútbol es el mejor ejemplo de eso y no hace falta cruzar las fronteras de Rojas para observar ejemplos, siendo para destacar una vez más lo que hizo El Huracán, que con un plantel genuino, sin erogaciones desmedidas y dándole lugar a los jugadores formados en sus divisiones juveniles, hilvanó una larga seguidilla de éxitos.

El tema del fin de semana que pasó anduvo por otro deporte que no es tan popular pero que en nuestro medio tiene un fuerte arraigo: las bochas. El “deporte blanco”, como algunos le llamaban por eso de tener que usar ropa inmaculada para jugarlo, costumbre ya desechada, le ha dado a Rojas muchas alegrías en certámenes provinciales, donde los seleccionados de la Asociación local han sido campeones, y un título nacional de la mano del “Vasco” Etchepare, hecho que por más que pasen los años es un estigma, de los buenos, en la crónica deportiva rojense.

Rojas fue sede del Campeonato Provincial Sub 14 de Bochas, que tuvo como campeón al representativo de Almirante Brown y una destacada tarea de los equipos locales. Uno llegó a la final y el otro perdió en las semi, redondeando una muy buena tarea pero, por sobre todo, demostrando que es de esta forma en la que el futuro se puede mirar con otros ojos. Los jóvenes bochófilos cumplieron con creces y estuvieron entre los mejores, siendo también para remarcar la organización de la ABR.

Es una verdadera pena que, por ejemplo, la Secretaría de Deportes haya decidido hace años eliminar a las bochas de la grilla de los torneos bonaerenses, quitándole una gran motivación a los nuevos exponentes, que encontraban en los ex Torneos Juveniles y ahora Juegos BA un estímulo muy importante para volcarse hacia esta actividad, que debería estar nuevamente en la consideración de los dirigentes del gobierno de turno a la hora de armar el programa de la mencionada competencia.

Como hemos dicho desde que El Portal existe y seguiremos repitiendo hasta el cansancio: Para llegar arriba y sostenerse, primero hay que mirar hacia abajo.

Gear SA

Clyfer