El SUTEBA y el mariscal de Sajonia

Decía el mariscal Mauricio de Sajonia de su mula que, aún habiéndolo acompañado en más de diez campañas, "la pobre aún no ha aprendido nada de estrategia". Juan Perón sospechaba que, además, el militar pensaba que sus generales tampoco habían aprendido nada; y hoy, viendo la discusión generada en Rojas en torno del uso del Fondo Educativo, se hace evidente que el fenómeno es mucho más amplio de lo que parecía.

Cuando hace ya diez años era creada la Dirección Municipal de Educación, la oposición, como es natural, se opuso. Algunos argumentos eran atendibles (pensaban que no serviría), y otros eran puramente fruto de la ignorancia; como señalar que "para eso está el Consejo Escolar" (desconociendo la diferencia obvia que existe entre un organismo político y otro administrativo; inclusive, dependientes de áreas distintas del Estado).

Sobre el segundo argumento no hay mucho para decir; no es posible debatir sobre una falacia. Importante es el primero, ya que la realidad ha demostrado sobradamente que la decisión fue acertada. Aunque la Dirección de Educación funcionó correctamente durante muy pocos años, gracias a su accionar hoy Rojas tiene su Conservatorio Municipal de Música y su Centro Universitario. Como puede verse, sirvió... ¡y cómo!

Ante esta realidad, resulta lamentable ver que gente con cierto poder de decisión, y al modo de la mula del mariscal, luego de diez años de evidencia deslumbrante sigue sin entender que es imprescindible para cualquier administración municipal contar con una política educativa propia, generadora de sus propias herramientas, y con recursos suficientes para poder actuar.

En este marco es que se inscribe el Fondo Educativo, asignación de recursos destinada a municipios decidida por el Gobierno Nacional, que obviamente debe ser aprovechada para el financiamiento de tales políticas propias de educación tendientes a sostener una política más amplia de desarrollo local.

Parece una verdad de perogrullo, pero muchas de las mulas sajonas que tenemos por acá aún no entienden que construir una fábrica es una obra de meses, mientras que formar personal calificado para operarla lleva años, por lo cual es imprescindible planificar con anticipación y dar fuerte impulso a las políticas propias de educación a nivel municipal.

Hoy se dio difusión a un pedido del gremio docente SUTEBA, solicitando al Intendente que promueva un proyecto de ordenanza para que los recursos del Fondo Educativo sean destinados al sistema educativo provincial, y administrados por la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD).

Este proyecto, cuyo rechazo deseamos fervientemente desde esta columna, no deja de ser funcional a los objetivos del actual gobierno municipal, que luego de dos años y medio de gestión aún no ha designado a un funcionario para que se haga cargo de la Dirección de Educación.

La falta de políticas municipales en el área educativa es palpable. Sin embargo, esa carencia no justifica destinar fondos que podrían utilizarse para el desarrollo de proyectos locales a cubrir el incumplimiento de responsabilidades provinciales, tal como lo plantea hoy el SUTEBA y lo ha hecho también la oposición en el HCD. Así estamos. "Hasta ahora vamos bien" dijo el chancho, parado en la puerta del horno.

Gear SA

Clyfer