...para paliar la ya escandalosa ausencia de gestión de obras para Rojas

La posibilidad de ejecutar obras de cierta importancia en un distrito está íntimamente ligada a las gestiones que desde su gobierno municipal se realicen; esto tiene que ver sólo en parte con la afinidad política que pudiera existir con las autoridades provinciales, porque por encima de eso hay una relación institucional que, también en parte, se respeta.

No es casualidad, entonces, que mientras todas las obras relevantes como la pavimentación total de la ruta 45, la construcción de la Secundaria N° 5, o las redes de gas en Carabelas y Rafael Obligado, fueron gestionadas o iniciadas antes de la asunción de la actual administración municipal, en la actualidad estén todas suspendidas salvo una, de la que se hablará más adelante. (De obras nuevas mejor ni hablar, por supuesto).

No hay información oficial sobre gestiones realizadas últimamente por el gobierno local; pero concejales que repararon en el tema al revisar los gastos municipales de la rendición de cuentas fechan en octubre del año pasado el último viaje del Intendente a La Plata. Sí consignan varias facturas por traslado y estadía a municipios del Conurbano, principalmente Tigre; pero no a la capital provincial.

El área municipal de Prensa, por su parte, consignó como última presencia de Martín Caso en La Plata la del 17 de junio del año pasado, pero no fue para ninguna gestión sino para participar del acto protocolar en que el gobernador Daniel Scioli tomó juramento a los egresados de la Escuela de Policía.

La propuesta de este editorial, en ese marco, es la de buscar la manera de conformar una especie de "Mesa de Gestión" socialmente arraigada, que integre a dirigentes de instituciones, los concejales y funcionarios que así lo deseen, y ciudadanos dispuestos a involucrarse, incluyendo a interesados en cada asunto en particular. Que tal comisión analice los proyectos en marcha y los nuevos que se consideren posibles y necesarios, y viaje a La Plata a entrevistarse con quienes corresponda en cada caso para que se pongan en marcha las obras.

Esta propuesta puede parecer extemporánea, pero en realidad tiene un antecedente muy cercano, vinculado a la única obra importante que aún sigue adelante, y es la red de gas de Rafael Obligado.

Dicha obra también estaba detenida, pero se reanudó gracias a la gestión realizada por miembros del Consejo de Administración de la CIPSPROL, la cooperativa de servicios de la localidad.

Los cooperativistas viajaron a La Plata, se entrevistaron con la dirigencia de BAGSA, y lograron el compromiso de reanudación. Es verdad que más tarde, con la llegada de los técnicos a trabajar, aparecieron el Intendente y su Secretario de Infraestructura a sacarse la foto; pero los medios independientes informamos oportunamente, antes de eso, sobre las gestiones exitosas de la CIPSPROL que permitieron destrabar la ejecución de la obra.

Tal acción fue la que generó esta idea de conformar una sencilla organización que se encargue de realizar gestiones parecidas a la que hizo la cooperativa obligadense que, es de conocimiento público, no tiene ningún tipo de compromiso político ni con la Municipalidad ni con el Gobierno Provincial, y realizó el viaje y los trámites persiguiendo únicamente el fin de que la localidad pudiera ver terminada la obra y disfrutar de los beneficios del gas natural.

Esta es la postura, razonable, que sostiene El Portal de Rojas; la misma que la gente que lo hace ha mantenido durante muchos años, inclusive antes de la existencia de este medio de comunicación: trabajar para el desarrollo de Rojas, con el Municipio cuando se puede, y de manera independiente cuando las cosas se traban por algún motivo.

Lo que se persigue es, entonces, buscar la manera de que las cosas se concreten. Por supuesto que no serviría de nada que mañana la Municipalidad publicara una foto de Martín Caso parado en la vereda de la Casa de Gobierno, o reunido con el Subdirector Provincial de Cría de Chinchilla Overa, intentando demostrar que mentimos. No es ese tipo de debate estéril el que interesa, propio de la politiquería que siempre es un obstáculo a la hora de avanzar.

Se trata, sencillamente, de buscar la manera de realizar lo que el gobierno decidió no hacer. El Intendente ocupa un cargo elegido por el voto popular, y si decide que mejor que gestionar obras en la Provincia es participar de las fiestas de cumpleaños que sus intendentes amigos realizan, cada uno en su distrito, está en su derecho. No hay regla que se lo prohíba; como tampoco la hay que impida que el resto de la sociedad busque las formas de hacer lo que es necesario realizar para que Rojas no siga quedando cada vez más rezagada entre los distritos bonaerenses.

Gear SA

Clyfer