No se sacaron ventaja

Se jugó ayer domingo la primera final del fútbol de la Liga de Rojas, el hecho deportivo más importante de lo que sucede en estos días ya que, se sabe, siempre despierta mucho interés la definición del certamen local del deporte más popular.

En el Venancio Amichetti se midieron por primera vez en esta definición Argentino y Carabelas, que ya habían jugado dos veces en la instancia clasificatoria con sendos triunfos rojos, aunque a esta altura ese dato sólo importa en la estadística ya que no tiene influencia alguna en una serie donde ambos arrancan de cero.

Y siguen igualados porque el partido de ida terminó uno a uno, con lo cual ninguna se perfila como candidato, más allá de la localía, algo no tan importante en nuestro fútbol. Prueba de ello es que en las semifinales tanto Carabelas como Argentino sentenciaron sus duelos de visitante, superando en terreno ajeno la instancia que los depositó en la fase decisiva del campeonato.

En el primer enfrentamiento Carabelas consiguió marcar su gol en el comienzo del segundo tiempo, tras merecer adelantarse en el resultado durante el período inicial, y después Argentino mejoró, empató rápido y estuvo más cerca de llevarse la victoria, aunque en el balance de los noventa minutos, con alguna polémica incluída en el final (gol anulado a los albicelestes por posición adelantada que reclamó toda la parcialidad local), el resultado terminó siendo justo y acorde a lo que se vio en el estadio ubicado en el Barrio Unión.

Dentro de una semana volverán a encontrarse y tal vez alguno pueda dar la vuelta olímpica si consigue ganar, tarea que no resultará sencilla para ninguno porque da la sensación que las fuerzas son muy parejas. Y si no logran quebrar la paridad, habrá otro partido en cancha neutral para que el fútbol de Rojas tenga su nuevo campeón.

Gear SA

Clyfer