¿Qué esconde la frase "lo hicimos con recursos municipales"?

Es cotidiana. Los medios reproducen a diario los dichos del Intendente Municipal y de sus funcionarios, y es muy raro que no aparezca, en algún momento del discurso, la muletilla "esto fue hecho con recursos municipales". Como si estuviera planificado.

Pero ¿qué hay detrás de esa frase? No hace falta darle demasiadas vueltas al asunto: todo está hecho "con recursos municipales" porque no hay otros recursos; y eso se debe pura y exclusivamente a la ausencia de gestión.

Los "recursos municipales" son los que figuran en el Presupuesto. Con algunos ajustes, claro... pero son ésos. Y de tales recursos, la Municipalidad debe destinar alrededor del 60 por ciento a sueldos. Una enormidad, pero que no es una exclusividad de Rojas sino de todos los municipios que disimulan la falta de capacitación de sus empleados con superpoblación de gente.

Está claro que el 40 por ciento restante del Presupuesto no alcanza para grandes cosas. Los gastos en combustibles y en insumos para el hospital se lo llevan casi todo; y aún falta considerar las erogaciones corrientes; el mantenimiento de edificios, equipos y herramientas; la administración; los subsidios; las eventualidades...

No es mucho lo que se puede hacer puramente "con recursos municipales". Y efectivamente, no es mucho lo que se hace. Porque no cabe otra posibilidad.

Solemos escuchar, a la hora de quedar inaugurada la remodelación de dos habitaciones del hospital, que "en décadas no se hicieron estas cosas". Este columnista no está en condiciones de asegurar si anteriormente se hicieron o no; pero sospecha que lo más probable es que, si las hubo, hoy no se tengan noticias simplemente porque no han quedado registros.

Nadie llamaba antaño a los medios para inaugurar ocho paredes pintadas y dos televisores nuevos. Y si los llamaban, probablemente no fueran, ocupados en cubrir noticias más relevantes como la ejecución de obras de gas, de cloacas, recambios de luminarias, pavimentación de calles y rutas, construcción de puentes como el Hardoy, o de viviendas como las de Familia Propietaria, Covendiar o el Plan Federal I.

Apena, entonces, escuchar que todo lo que se hace es "con recursos municipales", porque lo único que eso garantiza es que se hace poco. Mucho mejor sería escuchar que se termina la ruta 45; que se inaugura la Escuela Secundaria 5, frente al Pabellón del Parque; que se vuelven a construir viviendas, o que las calles se pavimentan de a decenas (dado que es evidente adónde llegamos con la lógica del bacheo). Con recursos llegados de donde fuere.

Depender exclusivamente de "los recursos municipales" es resignarse a no ver nunca más una obra importante. Y a que las pequeñas cosas que se pueden lograr, se hagan a costa de empobrecer los servicios, tener calles y caminos rurales cada vez peores, y limitar las prestaciones a las mínimas indispensables.

Gear SA

Clyfer