Seis esperanzas en marcha...

Ayer no hubo actividad futbolística en nuestro medio porque las malas condiciones del clima lo impidieron, postergación que no hizo más que aumentar las expectativas de los simpatizantes por volver a ver a sus equipos en acción.

El torneo superior de la Liga de Rojas se puso en marcha hace una semana y lo cierto es que todavía es muy prematuro para evaluar las chances de cada uno, más allá de los nombres con que cuenta cada plantel, porque a veces ocurre que un equipo tiene muchas figuras y no rinde, y otros no tienen nada de cartel pero terminan amalgamándose mejor.

Lo concreto es que, más allá de los resultados del debut, como clasificarán cuatro equipos de seis participantes y luego todos quedarán en igualdad de condiciones para las semifinales, haber ganado, empatado o perdido en la primera fecha no quiere decir mucho porque a la etapa clasificatoria le quedan muchas jornadas y todavía habrá mucho por decir.

En lo que respecta al nivel de juego, fueron aburridos los duelos de Argentino 1 –Boca 0 y Juventud 0 – Carabelas pero es algo atendible y lógico porque si bien hubo muchos partidos previos, jugar por los puntos no es lo mismo que un amistoso o un certamen de verano, donde sólo hay un trofeo en disputa. No se puede decir lo mismo de Newbery 2 – El Huracán 1, que fue un partidazo, intenso, con ritmo, muchas llegadas y una yapa que pagó la entrada por sí sola: el tiro libre ejecutado por el Chapu Leites que se clavó en un ángulo, una verdadera clase de cómo se le debe dar a la redonda en una acción de pelota parada. Una verdadera delicia.

El campeonato liguista seguirá este miércoles, aprovechándose el feriado para recuperar el día perdido, y cada uno seguirá poniendo lo mejor para alimentar sueños, para hacer creces las esperanzas, uno pensando en conseguir su cuarto título al hilo y el resto para quebrar la hegemonía que el Globo ha establecido en los últimos años.

Gear SA

Clyfer