Pese a que las escuelas siguen cayéndose a pedazos, con proveedores sin cobrar y sin transporte rural, docentes levantan el paro

El gobierno parece haberle torcido el brazo a los gremios docentes, ya que el paro será levantado a partir del lunes, pese a que el grueso de los reclamos no fue satisfecho, y apenas hubo arreglo en la cuestión salarial.

En efecto: la mayoría de las exigencias que habían planteado los gremialistas, esto es, solución para los innumerables problemas de infraestructura que existen en las escuelas, regularización de los pagos a proveedores del Sistema Alimentario Escolar (SAD), aumento del precio por kilómetro a pagar a remiseros que trasladan alumnos en la zona rural (posibilitando así el servicio, ya que hoy no hay empresa que acepte prestar el servicio cobrando tan poco), o sea la defensa de la educación pública en general, no fueron satisfechos; más allá de alguna eventual promesa (que no fue informada públicamente).

En realidad, el único cambio que hubo durante el día de hoy fue la modificación de la propuesta salarial, que sumó 300 pesos al sueldo inicial, y generalizó a todos los docentes el aumento del 30,9 por ciento, inicialmente previsto sólo para el escalafón más bajo. Y también se prometió que no serán descontados los días de huelga.

El anuncio aún no fue efectuado públicamente, ya que los gremios están "analizando la propuesta en asambleas", a fin de saldar una cuestión interna con listas y organizaciones opositores, que no quedaron contentos con el arreglo. Pero gracias al "off the record" ya se sabe que, aún habiendo satisfecho un solo punto de la numerosa lista de reclamos, el acuerdo ya llegó a buen puerto.

Parece muy poco para un sector, el docente, que hasta ayer estaba embarcado en "una lucha histórica por la educación pública". Pero por lo menos el lunes habrá clases.

Gear SA

Clyfer