Un domingo de alegrías...

Las grandes alegrías deportivas suelen registrarse en los últimos meses del año, cuando están finalizando los campeonatos y se definen los títulos, allá por octubre, noviembre y diciembre...

Pero esta vez las emociones y los muy buenos resultados han comenzado a producirse desde muy temprano, de la mano de un joven que hace rato viene subiendo escalones y demostrando que tiene todo como para transformarse en figura del deporte que desarrolla desde muy chico.

Cerca de Rojas, algo poco habitual para la Fórmula 4NG, que desarrolla su certamen mayores en la Ciudad Buenos Aires y La Plata, ayer se presentaron los monopostos, que tuvieron por escenario el Autódromo de Junín, donde Marcelo Alunno se quedó con el triunfo, redondeando un fin de semana impecable para alegría de sus familiares, equip y amigos que lo acompañaron.

Marcelo ha estado siempre en la pelea por los primeros lugares desde que corría en karting, después en los zonales y ahora en la Fórmula 4, una categoría que tiene muchos y buenos pilotos, con autos muy equilibrado mecánicamente y donde la calidad de los brazos y piernas de cada piloto es un punto determinante para definir las posiciones de cada carrera.

El de nuestra ciudad mantuvo el año pasado el número cuatro en su auto, sosteniendo lo bueno que había mostrado en la temporada anterior, pero ahora le apunta con más firmeza que nunca a quedarse con el título, objetivo para el cual ya dio el primer paso, muy firme por cierto, ayer en Junín...

Dejando los fierros y pasando al deporte de la pelota, anoche fue para destacar lo hecho por Newbery, que partido a partido se va entonando y acomodando mejor en el Torneo del Interior. Los rojinegros derrotaron 2 a 1 a El Linqueño en una cancha que aguantó bien a pesar de las intensas lluvias que no pararon de caer durante los noventa minutos y quedaron muy cerca de asegurar el pasaje a la siguiente instancia del Torneo del Interior.

El equipo de Pieters jugó bien y supo reponerse del empate transitorio que los de Lincoln marcaron en el comienzo del segundo tiempo, ganando luego con autoridad y justicia frente a un adversario difícil, de esos que sabe lo que es jugar este tipo de competencias. Para poner en un marco fueron los dos goles de los de Barrio Progreso: el primero una jugada de puro pizarrón que sorprendió a los rivales y el segundo un tiro libre deliciosamente ejecutado por el santafesino Suárez, un jugador de esos que no todos los días pisa nuestras canchas y que, afortunadamente, sigue regalando su calidad a un Newbery que sigue mejorando.

Febrero suele ser un mes donde pasan pocas cosas en lo deportivo pero este verano está trayendo alegrías desde temprano en un 2014. Ojalá que todo el año siga así...

Gear SA

Clyfer